REAL DECRETO 163/2002, de 8 de febrero, POR EL QUE SE REGULAN LOS REQUISITOS Y EL PROCEDIMIENTO PARA LA OBTENCION, POR LAS SOCIEDADES CONCESIONARIAS DE AUTOPISTAS NACIONALES DE PEAJE, DE LAS AUTORIZACIONES PARA LA REALIZACION DE ACTIVIDADES EN MATERIA DE INFRAESTRUCTURAS DE TRANSPORTE Y DE COMUNICACIONES

La Ley 8/72, de 10 de mayo, de construcción, conservación y explotación de autopistas en régimen de concesión, establece, en su artículo 8.2, según la redacción dada al mismo por el artículo 59.dos de la Ley 55/99, de 29 de diciembre, de Medidas fiscales, administrativas y del orden social, la obligación del adjudicatario de la concesión de constituir, en el plazo y requisitos que los pliegos de la concesión establezcan, una sociedad anónima de nacionalidad española con quien aquélla se formalizará, y cuyo fin sea el cumplimiento del objeto de la concesión tal como se define en el artículo 1 de la misma Ley, así como, potestativamente, de cualesquiera otras concesiones de carreteras que en el futuro pudieran otorgársele en España.

Además del cumplimiento del objeto de la concesión, que constituye el fin primordial de la sociedad concesionaria, el mismo artículo 8.2 de la Ley 8/72 prevé que formen parte del objeto social de estas sociedades otras actividades y, en particular, su párrafo tercero admite la realización por éstas, directamente o a través de empresas filiales o participadas, de actividades en relación a infraestructuras de transporte y de comunicaciones previa autorización administrativa, en los términos y de acuerdo con el procedimiento que reglamentariamente se determine.

El presente Real Decreto tiene por objeto desarrollar lo establecido en el citado precepto legal, regulando los términos de la autorización administrativa prevista para garantizar el cumplimento del objeto primordial de la sociedad. Desde esta perspectiva el Real Decreto aborda los requisitos que han de reunir las sociedades concesionarias de autopistas de titularidad estatal que hagan uso de la mencionada facultad y el procedimiento a que deberán sujetarse sus solicitudes. En particular, y de acuerdo con el párrafo cinco del artículo 8.2 de la Ley 8/72, se regula la forma en que deberán llevarse las cuentas separadas de las actividades diferentes a la correspondiente a las concesiones preexistentes.

Por otra parte, es objeto de una regulación específica el régimen de compartición de las infraestructuras de comunicaciones de las autopistas. En cuanto actividad de comunicaciones, se encuentran dentro del ámbito de aplicación de este Real Decreto todas aquellas actividades que exceden de los servicios necesarios para la explotación de la autopista. Además, se hace necesario instrumentar un procedimiento específico que permita compatibilizar los derechos de ocupación del dominio público de los titulares de licencias para instalar redes públicas de telecomunicaciones con las de los concesionarios de autopistas, en particular, cuando las exigencias de protección del dominio público viario imponen la utilización compartida de las infraestructuras de comunicaciones existentes.

Finalmente, en la tramitación del proyecto se ha procedido a dar audiencia a las sociedades concesionarias de autopistas nacionales de peaje, recabándose igualmente el informe del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información.

En su virtud, a propuesta del Ministro de Fomento, y de la Ministra de Ciencia y Tecnología por lo que se refiere al artículo 9 y la disposición transitoria única, con la aprobación previa del Ministro de Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 8 de febrero de 2002,

D I S P O N G O :