REAL DECRETO 1835/83, de 25 de mayo, POR EL QUE SE ADOPTA PARA EL BALIZAMIENTO DE LAS COSTAS EL SISTEMA DE BALIZAMIENTO MARITIMO DE LA ASOCIACION INTERNACIONAL DE SEÑALIZACION MARITIMA (AISM).

(Formato PDF)

Por el Real Decreto 2391/77, de 29 de julio, se adoptó para el balizamiento de las costas españolas el "Sistema A", Sistema combinado cardinal y lateral (rojo a babor), elaborado por la Asociación Internacional de Señalización Marítima.

Al procederse por dicha Asociación al estudio del "Sistema B", que sería de aplicación para los países que en su balizamiento marítimo utilizan el rojo a estribor, se estimó conveniente establecer un solo sistema de balizamiento utilizable para todo el mundo, previendo en el mismo la existencia de dos regiones: la Región A, que utilizaría el rojo a babor, y la Región B, que utilizaría el rojo a estribor, sistema ya publicado con la denominación de "Sistema de balizamiento marítimo de la AISM", que ha sido adoptado por la práctica totalidad de los países europeos.

Con el fin de que no exista ninguna diferencia entre el sistema de balizamiento que se utiliza en las costas españolas y el de los países ribereños de los mares que las bañan, circunstancia ésta de gran interés para la seguridad de la navegación, se considera asimismo conveniente la adopción por España del citado "Sistema de balizamiento marítimo de la Asociación Internacional de Señalización Marítima", que ha sido aprobado por el Comité de Seguridad Marítima de la Organización Intergubernamental Consultiva de la Navegación Marítima (IMCO) e informado favorablemente por la Dirección General de Marina Mercante, por el Estado Mayor de la Armada y por la Comisión Permanente de Faros.

En su virtud, a propuesta del Ministro de Obras Públicas y Urbanismo, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 25 de mayo de 1983,

DISPONGO:

ARTICULO 1

Se adopta para el balizamiento de las costas españolas el "Sistema de balizamiento marítimo de la Asociación Internacional de Señalización Marítima (AISM)", que figura como anexo al presente Real Decreto.

ARTICULO 2

Por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo se dictarán las normas sobre los dispositivos de señalización marítima no incluidos en el citado sistema.

ARTICULO 3

Por el Servicio de Señales Marítimas del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo se establecerá el pertinente acuerdo sobre el sistema de balizamiento marítimo de la AISM, con los Servicios de Señalización Marítima de los países que ya lo han adoptado determinando el orden y plazo de las modificaciones a establecer en el balizamiento, de acuerdo con el Instituto Hidrográfico de la Marina.

DISPOSICION DEROGATORIA

Queda derogado el Real Decreto 2391/77, de 29 de julio, por el que se adoptaba para el balizamiento de las costas españolas el "Sistema A", sistema combinado cardinal y lateral (rojo a babor), elaborado por la Asociación Internacional de Señalización Marítima.

Dado en Madrid a 25 de mayo de 1983

JUAN CARLOS R

El Ministro de Obras Públicas y Urbanismo,
Julián Campo Sainz de Rozas.

ANEXO

SISTEMA DE BALIZAMIENTO MARITIMO DE LA AISM

1. GENERALIDADES

1.1 Ambito de aplicación.

Este sistema establece las reglas aplicables a todas las marcas fijas y flotantes (excepto faros, luces de sectores, luces y marcas de enfilación, buques-faros y boyas gigantes de navegación), destinadas a indicar:

1.2 Tipos de marcas.

El sistema de balizamiento comprende cinco tipos de marcas que pueden emplearse combinadas.

1.3 Método empleado para caracterizar las marcas.

El significado de la marca está determinado por una o más de las siguientes características:

2. MARCAS LATERALES

2.1 Definición del sentido convencional del balizamiento.

El sentido convencional del balizamiento, que debe indicarse en los documentos náuticos apropiados, puede ser:

2.2 Regiones de balizamiento.

Existen dos regiones internacionales de balizamiento, A y B, en las que las marcas laterales son distintas. Estas regiones de balizamiento se indican en la sección 8.

2.3 Descripción de las marcas laterales de la Región A

2.3.1 Marcas de babor.
2.3.2 Marcas de estribor.
2.3.3

En el punto de bifurcación de un canal, siguiendo el sentido convencional de balizamiento, se puede indicar el canal principal mediante una marca lateral de babor o estribor modificada de la manera siguiente:

2.3.3.1 Canal principal a estribor.
2.3.3.2 Canal principal a babor.

2.4 Descripción de las marcas laterales de la Región B.

2.4.1 Marcas de babor.
2.4.2 Marcas de estribor.
2.4.3

En el punto de bifurcación de un canal, siguiendo el sentido convencional de balizamiento, se puede indicar el canal principal mediante una marca lateral de babor o estribor modificada de la manera siguiente:

2.4.3.1 Canal principal a estribor.
2.4.3.2 Canal principal a babor.

2.5 Reglas generales para las marcas laterales.

2.5.1 Formas.

Cuando las marcas laterales no se puedan identificar por la forma de boya cilíndrica o cónica, deberán estar provistas, siempre que sea posible, de la marca de tope adecuada.

2.5.2 Ordenación numérica o alfabética.

Si las marcas de las márgenes del canal están ordenadas mediante números o letras, la sucesión numérica o alfabética seguirá el sentido convencional del balizamiento.

3. MARCAS CARDINALES

3.1 Definición de los cuadrantes y de las marcas cardinales.

3.2 Utilización de las marcas cardinales.

Una marca cardinal puede ser utilizada, por ejemplo:

3.3 Descripción de las marcas cardinales. 

3.3.1 Marca cardinal Norte.
3.3.2 Marca cardinal Este.
3.3.3 Marca cardinal Sur.
3.3.4 Marca cardinal Oeste.

4. MARCAS DE PELIGRO AISLADO

4.1 Definición de las marcas de peligro aislado.

Una marca de peligro aislado es una marca colocada o fondeada sobre un peligro a cuyo alrededor las aguas son navegables.

4.2 Descripción de las marcas de peligro aislado.

5. MARCAS DE AGUAS NAVEGABLES

5.1 Definición de las marcas de aguas navegables.

Las marcas de aguas navegables sirven para indicar que las aguas son navegables alrededor de la marca; incluyen las marcas que definen los ejes de los canales y las marcas de centro de canal. Estas marcas pueden utilizarse también para indicar un punto de recalada, cuando éste no esté indicado por una marca cardinal o lateral.

5.2 Descripción de las marcas de aguas navegables.

6. MARCAS ESPECIALES

6.1 Definición de las marcas especiales.

Estas mareas no tienen por objeto principal ayudar a la navegación, sino indicar zonas o configuraciones especiales mencionadas en los documentos náuticos apropiados, por ejemplo:

6.2 Descripción de las marcas especiales.

6.3 Otras marcas especiales.

La Administración competente puede establecer marcas especiales, distintas a las enumeradas en el párrafo 6.1 y descritas en el párrafo 6.2, para hacer frente a circunstancias especiales. Estas marcas no se prestarán a confusión con las marcas destinadas a la navegación, habrán de figurar en las publicaciones náuticas adecuadas y ponerse en conocimiento de la Asociación Internacional de Señalización Marítima (AISM), tan pronto como se pueda.

7. PELIGROS NUEVOS

7.1 Definición de peligro nuevo.

La expresión "peligro nuevo" se utiliza para designar peligros descubiertos recientemente que aún no figuran en las publicaciones náuticas. Los peligros nuevos comprenden los obstáculos naturales, como bancos de arena o escollos, y los peligros resultantes de la acción del hombre, como los naufragios.

7.2 Balizamiento de los peligros nuevos.

8. DEFINICION DE LAS REGIONES INTERNACIONALES DE BALIZAMIENTO

Existen dos regiones internacionales de balizamiento, A y B, en las que las marcas laterales son distintas, según se describe en la sección 2.

La división geográfica de estas dos regiones es la que muestra el gráfico adjunto.

SISTEMA DE BALIZAMIENTO DE LA AISM
Regiones de balizamiento A y B
NOVIEMBRE 1980

A la página inicial de LEGISLACION DE COSTAS A la página inicial de WWW.CARRETERAS.ORG