PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS GENERALES PARA OBRAS DE CARRETERAS Y PUENTES

 

(REDACCION VIGENTE DESDE LA APROBACION DEL PG-3 HASTA LA ENTRADA EN VIGOR DE LA O.M. DE 31-7-86*)

*NOTA DE CARRETEROS.ORG: Este art�culo se deroga expresamente en la Orden FOM/891/2004. Sin embargo para nosotros estaba derogado desde la  O.M. de 31-7-86 que incluy� el art�culo 500 "zahorras naturales" que se entend�a sustitu�a al presente art�culo hasta entonces vigente.

500 SUBBASES GRANULARES

500.1 DEFINICION

Se define como subbase granular la capa de material granular situada entre la base del firme y la explanada.

500.2 MATERIALES

500.2.1 Condiciones generales

Los materiales ser�n �ridos naturales, o procedentes del machaqueo y trituraci�n de piedra de cantera o grava natural, escorias, suelos seleccionados, o materiales locales, exentos de arcilla, marga u otras materias extra�as.

En el caso de que se empleen escorias, las condiciones de su utilizaci�n ser�n las previstas en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

500.2.2 Composici�n granulom�trica

CUADRO 500.1

CEDAZOS Y TAMICES UNE CERNIDO PONDERAL ACUMULADO (%)
S1 S2 S3 S4 S5 S6
50 100 100 - - - -
25 - 75-95 100 100 100 100
10 30-65 40-75 50-85 60-100 - -
5 25-55 30-60 35-65 50-85 55-100 70-100
2 15-40 20-45 25-50 40-70 40-100 55-100
0,40 8-20 15-30 15-30 25-45 20-50 30-70
0,080 2-8 5-15 5-15 10-25 6-20 8-25

500.2.3 Calidad

El coeficiente de desgaste, medido por el ensayo de Los Angeles, seg�n la Norma NLT-149/72, ser� inferior a cincuenta (50).

500.2.4 Capacidad de soporte

La capacidad de soporte del material utilizado en la subbase cumplir� la siguiente condici�n:

500.2.5 Plasticidad

En subbases para tr�ficos pesado y medio el material ser� no pl�stico, y su equivalente de arena ser� superior a treinta (30).

En subbases para tr�fico ligero se cumplir�n las condiciones siguientes:

Las anteriores determinaciones se har�n de acuerdo con las Normas de ensayo NLT-105/72, NLT-106/72 y NLT-113/72.

500.3 EJECUCION DE LAS OBRAS

500.3.1 Preparaci�n de la superficie existente

La subbase granular no se extender� hasta que se haya comprobado que la superficie sobre la que ha de asentarse tiene la densidad debida y las rasantes indicadas en los Planos con las tolerancias establecidas en el presente Pliego.

Si en dicha superficie existen irregularidades que excedan de las mencionadas tolerancias, se corregir�n, de acuerdo con lo que se prescribe en la unidad de obra correspondiente de este Pliego.

500.3.2 Extensi�n de una tongada

Una vez comprobada la superficie de asiento de la tongada, se proceder� a la extensi�n de �sta. Los materiales ser�n extendidos, tomando las precauciones necesarias para evitar su segregaci�n o contaminaci�n, en tongadas de espesor lo suficientemente reducido para que, con los medios disponibles, se obtenga en todo el espesor el grado de compactaci�n exigido.

Despu�s de extendida la tongada se proceder�, si es preciso, a su humectaci�n. El contenido �ptimo de humedad se determinar� en obra, a la vista de la maquinaria disponible y de los resultados que se obtengan de los ensayos realizados.

En el caso de que sea preciso a�adir agua, esta operaci�n se efectuar� de forma que la humectaci�n de los materiales sea uniforme.

500.3.3 Compactaci�n de la tongada

Conseguida la humectaci�n m�s conveniente, se proceder� a la compactaci�n de la subbase granular; la cual se continuar� hasta alcanzar una densidad igual, como m�nimo, a la que corresponda al noventa y cinco por ciento (95 %) de la m�xima obtenida en el ensayo Proctor modificado seg�n la Norma NLT-108/72.

Las zonas que por su reducida extensi�n, su pendiente o su proximidad a obras de f�bricas, no permitan el empleo del equipo que normalmente se estuviera utilizando, se compactar�n con los medios adecuados para el caso; de forma que las densidades que se alcancen no sean inferiores a las obtenidas en el resto de la subbase granular.

La compactaci�n se efectuar� longitudinalmente: comenzando por los bordes exteriores, progresando hacia el centro y solap�ndose en cada recorrido un ancho no inferior a un tercio (1/3) del elemento compactador.

Se extraer�n muestras para comprobar la granulometr�a y, si �sta no fuera la correcta, se a�adir�n nuevos materiales o se mezclar�n los extendidos hasta que cumpla la exigida. Esta operaci�n se realizar� especialmente en los bordes para comprobar que una eventual acumulaci�n de finos no reduzca la capacidad drenante de la subbase.

No se extender� ninguna tongada en tanto no haya sido realizada la nivelaci�n y comprobaci�n del grado de compactaci�n de la precedente.

Cuando la subbase granular se componga de materiales de distintas caracter�sticas o procedencias, se extender� cada uno de ellos en una capa de espesor uniforme, de forma que el material m�s grueso ocupe la capa inferior y el m�s fino la superior. El espesor de cada una de estas capas ser� tal, que, al mezclarse todas ellas, se obtenga una granulometr�a que cumpla las condiciones exigidas. Estas capas se mezclar�n con niveladoras, rastras, gradas de discos, mezcladoras rotatorias, u otra maquinaria aprobada por el Director de las obras, de manera que no se perturbe el material de las subyacentes. La mezcla se continuar� hasta conseguir un material uniforme, el cual se compactar� con arreglo a lo expuesto anteriormente.

500.4 TOLERANCIAS DE LA SUPERFICIE ACABADA

Dispuestas estacas de refino, niveladas hasta mil�metros (mm) con arreglo a los Planos, en el eje y bordes de perfiles transversales, cuya distancia no exceda de veinte metros (20 m), se comparar� la superficie acabada con la te�rica que pase por las cabezas de dichas estacas.

La superficie acabada no deber� rebasar a la te�rica en ning�n punto: ni diferir de ella en m�s de un quinto (1/5) del espesor previsto en los Planos para la subbase granular.

La superficie acabada no deber� variar en m�s de diez mil�metros (10 mm) cuando se compruebe con una regla de tres metros (3 m), aplicada tanto paralela como normalmente al eje de la carretera.

Las irregularidades que excedan de las tolerancias antedichas se corregir�n por el Contratista, de acuerdo con las instrucciones del Director.

500.5 LIMITACIONES DE LA EJECUCION

Las subbases granulares se ejecutar�n cuando la temperatura ambiente, a la sombra, sea superior a los dos grados cent�grados (2�C); debiendo suspenderse los trabajos cuando la temperatura descienda por debajo de dicho l�mite.

Sobre las capas en ejecuci�n se prohibir� la acci�n de todo tipo de tr�fico hasta que no se haya completado su compactaci�n. Si ello no es factible, el tr�fico que necesariamente tenga que pasar sobre ellas se distribuir� de forma que no se concentren huellas de rodadas en la superficie. El Contratista ser� responsable de los da�os originados por esta causa, debiendo proceder a la reparaci�n de los mismos con arreglo a las indicaciones del Director.

500.6 MEDICION Y ABONO

La subbase granular se abonar� por metros c�bicos (m3) realmente ejecutados medidos en las secciones tipo se�aladas en los Planos.

A la pagina inicial del PG-3 A la pagina inicial de WWW.CARRETERAS:ORG