PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS GENERALES PARA OBRAS DE CARRETERAS Y PUENTES

 

(REDACCION VIGENTE DESDE LA APROBACION DEL PG-3 HASTA LA ENTRADA EN VIGOR DE LA O.C. 297/88. LA ORDEN FOM 891/2004 LO DEROGA DEFINITIVAMENTE)

510 SUELOS ESTABILIZADOS "IN SITU" CON CAL

510.1 DEFINICION

Se define como suelo estabilizado con cal la mezcla �ntima, convenientemente compactada, de suelo, cal y agua, que se efect�a con el fin de modificar determinadas propiedades de los suelos.

510.2 MATERIALES

510.2.1 Cal

510.2.1.1 Condiciones generales

Ver Art�culo 200, "Cal a�rea", del presente Pliego.

La cal a emplear en estabilizaciones ser� del tipo designado como cal a�rea tipo l.

No obstante, el Director de las obras podr� autorizar el empleo de cal a�rea tipo ll, siempre que cumpla las condiciones de composici�n qu�mica y finura de molido que se se�alan a continuaci�n.

510.2.1.2 Composici�n qu�mica

El contenido de �xido c�lcico y magn�sico ser�, como m�nimo, del setenta y cinco por ciento (75 %), en peso.

510.2.1.3 Finura de molido

Al tamizar por v�a h�meda, despu�s del apagado, los rechazos ponderales acumulados m�ximos, sobre los tamices que se indican, ser�n los que se se�alan a continuaci�n:

Tamiz UNE Rechazo ponderal acumulado m�ximo (%)
0,80 0
0,16 15

510.2.2 Material a estabilizar

Los materiales a estabilizar ser�n suelas o materiales locales exentos de materia  vegetal u org�nica en cantidades perjudiciales.

No deber�n contener part�culas de tama�o superior a ochenta mil�metros (80 mm) o a la mitad del espesor de la tongada compactada.

El rechazo del tamiz 0,080 UNE ser� inferior al ochenta y cinco por ciento (85 %), en peso.

510.3 TIPO Y COMPOSICION DE LA MEZCLA

El tipo y composici�n de la mezcla ser�n los definidos en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

510.4 EJECUCION DE LAS OBRAS

510.4.1 Estudio de la mezcla y obtenci�n de la f�rmula de trabajo

La ejecuci�n de la mezcla no deber� iniciarse hasta que se haya estudiado y aprobado su correspondiente f�rmula de trabajo.

Dicha f�rmula se�alar�:

Se admitir� una tolerancia en la dosificaci�n de cal, respecto de la prescrita en la f�rmula de trabajo, de un tres por mil (� 0,3%) del peso seco de material a estabilizar, siempre que se respete una dosificaci�n m�nima del tres por ciento (3 %) del peso seco de material a estabilizar; y del diez por ciento (10 %) del peso de la cal cuando la dosificaci�n de cal sea menor.

Si la marcha de las obras lo aconseja, el Director podr� corregir la f�rmula de trabajo, con objeto de mejorar la calidad de la estabilizaci�n, justific�ndolo debidamente mediante un nuevo estudio y los ensayos oportunos.

510.4.2 Preparaci�n de la superficie existente

Si la superficie existente presenta deficiencias o irregularidades que excedan de las tolerancias exigidas en este Pliego, se corregir�n de acuerdo con lo que se prescribe en la unidad de obra correspondiente.

El Director podr� ordenar el escarificado y disgregaci�n del suelo, previos al extendido de la cal, as� como su eventual humectaci�n, cuando la naturaleza del suelo y las caracter�sticas de la maquinaria as� lo aconsejen.

510.4.3 Distribuci�n de la cal

La cal se distribuir� uniformemente, de acuerdo con la dosificaci�n establecida, utilizando maquinaria adecuada, aprobada por el Director.

En zonas en que por su reducida extensi�n no se justifique, a juicio del Director, el empleo de maquinaria, la cal podr� distribuirse a mano. Para ello los sacos se colocar�n sobre el suelo formando filas longitudinales y transversales, a una distancia adecuada unos de otros, seg�n la dosificaci�n que corresponda. La distancia entre las filas longitudinales ser� aproximadamente igual a la distancia entre las transversales.

510.4.4 Mezclado

La mezcla in situ se realizar� mediante m�quinas que permitan la disgregaci�n del suelo a la profundidad establecida en los Planos y Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares si esta disgregaci�n no ha sido previamente realizada y, en todo caso, la mezcla uniforme del suelo con la cal extendida en su superficie. El mezclado deber� proseguirse hasta la obtenci�n de una mezcla homog�nea de la cal con el suelo, lo que se reconocer� por el color uniforme de la mezcla.

Si se emplea el estabilizante en forma de cal en polvo, se a�adir� el agua necesaria conforme se realiza la mezcla. La cantidad de agua requerida ser� la necesaria para alcanzar el contenido de humedad fijado en la f�rmula de trabajo. En todo caso, se tendr�n en cuenta las precipitaciones y evaporaciones de agua que puedan tener lugar durante la realizaci�n de los trabajos.

El agua se agregar� uniformemente, y deber� evitarse que escurra por las roderas dejadas por el equipo de humectaci�n.

Si se emplea el estabilizante en forma de lechada no ser�, en general, necesaria la adici�n de agua.

La disgregaci�n de la mezcla deber� conseguir que los grumos sean inferiores a veinte mil�metros (20 mm). Si esta condici�n resultara dif�cil de cumplir se proceder� a un mezclado en dos etapas, dejando curar la mezcla entre ambas operaciones un per�odo de veinticuatro (24) a cuarenta y ocho (48) horas, cuidando de mantener la humedad adecuada. En este caso el suelo se compactar� ligeramente, despu�s de la mezcla inicial, si existe riesgo de precipitaciones.

510.4.5 Compactaci�n de la mezcla

Al principio de la compactaci�n, la humedad del suelo estabilizado con cal no deber� diferir de la fijada en la f�rmula de trabajo en m�s del dos por ciento (2 %) del peso seco de la mezcla. Si, a pesar de ello, al compactar se produjesen fen�menos de inestabilidad o arrollamiento, deber� reducirse la humedad por nueva mezcla y/o aireaci�n, hasta que dejen de producirse tales fen�menos.

En el momento de iniciar la compactaci�n, la mezcla deber� hallarse suelta en todo su espesor. En el caso de que fuera preciso a�adir agua, esta operaci�n se efectuar� de forma que la humectaci�n de los materiales sea uniforme.

La compactaci�n se iniciar� longitudinalmente por el punto m�s bajo de las distintas bandas, y se continuar� hacia el borde m�s alto de la capa; solap�ndose los elementos de compactaci�n en sus pasadas sucesivas, que deber�n tener longitudes ligeramente distintas.

Durante la compactaci�n podr� procederse a una nivelaci�n o conformaci�n de la superficie, para conseguir la rasante y secci�n definidas en los Planos, con las tolerancias establecidas en el presente Art�culo.

La densidad a obtener deber� ser, como m�nimo, igual a la m�xima obtenida en el ensayo Proctor normal, determinado seg�n la Norma de ensayo NLT-107/72.

Las zonas que por su reducida extensi�n, su pendiente, o su proximidad a obras de f�brica, no permitan el empleo del equipo que normalmente se estuviera utilizando para la compactaci�n de la capa, se compactar�n con los medios adecuados para el caso, de forma que las densidades que se alcancen no sean inferiores a las obtenidas en el resto de la capa.

510.4.6 Acabado de la superficie

Despu�s de la compactaci�n, la superficie de la mezcla se conformar� hasta alcanzar las rasantes y perfiles se�alados en los Planos, con las tolerancias establecidas en el presente Art�culo. Si la superficie presenta irregularidades inadmisibles, huellas o discontinuidades, deber� escarificarse ligeramente, recompactando otra vez la zona afectada, previa adici�n del agua necesaria.

510.4.7 Curado final de la mezcla

La mezcla se mantendr� h�meda durante un per�odo de cinco (5) a siete (7) d�as.

Durante este tiempo, la humedad de la capa estabilizada deber� mantenerse dentro del entorno de la humedad fijada en la f�rmula de trabajo; para lo cual, a no ser que se disponga un riego de sellado, si se producen evaporaciones deber� regarse dicha capa.

Salvo que el Director autorice otra cosa, el riego de sellado se realizar� con el material y dotaci�n previstos en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, y de acuerdo con lo indicado en el Articulo 531, "Riegos de adherencia".

510.5 TRAMOS DE PRUEBA

Al Iniciarse los trabajos, el Contratista construir� una secci�n de ensayo de unos quince metros (15 m) de longitud y tres metros (3 m) de ancho m�nimo, de acuerdo con las condiciones establecidas anteriormente.

Se tomar�n muestras del suelo estabilizado, y se ensayar�n para determinar su conformidad con las condiciones especificadas sobre grado de disgregaci�n del suelo, humedad, espesor de la capa, densidad, proporci�n de cal y dem�s requisitos exigidos.

En el caso de que los ensayos indicasen que el material estabilizado no se ajusta a dichas condiciones, deber�n hacerse inmediatamente las necesarias correcciones; y, si fuera preciso, se modificar� la f�rmula de trabajo.

510.6 TOLERANCIAS DE LA SUPERFICIE ACABADA

Dispuestas estacas de refino, niveladas hasta mil�metros (mm) con arreglo a los Planos, en el eje y bordes de perfiles transversales, cuya distancia no exceda de veinte metros (20 m), se comparar� la superficie acabada con la te�rica que pase por las cabezas de dichas estacas.

La superficie acabada no deber� rebasar la te�rica en ning�n punto, ni diferir de ella m�s de un quinto (1/5) del espesor previsto en los Planos y Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares para la capa de suelo estabilizado con cal.

La superficie acabada no deber� variar en m�s de diez mil�metros (10 mm) cuando se compruebe con una regla de tres metros (3 m), aplicada tanto paralela como normalmente al eje de la carretera.

Las zonas en que no se cumplan las tolerancias antedichas, o que retengan agua sobre la superficie, deber�n corregirse de acuerdo con las instrucciones del Director. Cuando sea necesario remover la capa de suelo estabilizado, deber� agregarse un m�nimo de un medio por ciento (0,5%) de cal y mezclarse a�adiendo el agua necesaria.

510.7 LIMITACIONES DE LA EJECUCION

Las estabilizaciones con cal se realizar�n cuando la temperatura ambiente, a la sombra, sea superior a los dos grados cent�grados (2� C), debiendo suspenderse los trabajos cuando la temperatura descienda por debajo de dicho l�mite.

No se aplicar� la cal cuando la humedad del suelo a estabilizar exceda en m�s del dos por ciento (2 %), del peso seco del suelo, de la humedad establecida para el mezclado en la f�rmula de trabajo.

Con lluvias ligeras se podr�n realizar normalmente las operaciones de extensi�n de la cal, mezclado y compactaci�n.

Si se producen fuertes aguaceros, sin llegar a inundar la explanada de la carretera, y no hay temor de arrastre de la cal, podr�n continuarse las obras un d�a (1 d) o dos d�as (2 d) despu�s de pasadas las lluvias.

Debe prohibirse la acci�n de todo tipo de tr�fico sobre las capas en ejecuci�n hasta que se haya completado su compactaci�n. Si ello no es factible, el tr�fico que necesariamente tenga que pasar sobre ellas se distribuir� de forma que no se concentren huellas de rodadas en la superficie.

510.8 PRECAUCIONES ESPECIALES

El hidr�xido c�lcico, o cal apagada, no es peligroso en su manipulaci�n, siempre que se tomen algunas precauciones elementales.

El �xido de calcio, o cal viva, es, sin embargo mucho m�s peligroso en su manipulaci�n, por tener propiedades c�usticas que pueden producir f�cilmente quemaduras en la piel.

Por consiguiente, deber�n tomarse medidas especiales para evitar la producci�n de quemaduras en los operarios, mediante el uso de trajes especiales, guantes, mascarillas, gafas, capuchones o el uso de cremas protectoras.

El botiqu�n deber� estar dotado de productos para curar quemaduras.

510.9 MEDICION Y ABONO

En el caso de que la totalidad del suelo estabilizado sea de aportaci�n, no habr� lugar al abono por separado de la preparaci�n de la superficie existente: consider�ndose �sta incluida en la unidad de obra correspondiente a la construcci�n de la capa subyacente, siempre y cuando dicha construcci�n haya sido ejecutada bajo el mismo Contrato. De no cumplirse alguna de las condiciones anteriores, la preparaci�n de la superficie existente se abonar� por metros cuadrados (m2), realmente preparados, medidos en el terreno.

La cal empleada en la estabilizaci�n se abonar� por toneladas (t) realmente empleadas en obra, medidas antes de su empleo. No se abonar� la cal que haya sido desplazada antes de la mezcla in situ.

La ejecuci�n del suelo estabilizado con cal se abonar� por metros c�bicos (m3) de material realmente estabilizado, los cuales se medir�n como producto de la superficie realmente estabilizada, medida en el terreno, por el espesor medio estabilizado, deducido de los ensayos de control de espesor.

La aplicaci�n del ligante bituminoso para el sellado se abonar� por toneladas (t) realmente empleadas en obra, medidas antes de su empleo. Si la deducci�n tuviera que hacerse a partir de su volumen, �ste deber� reducirse al correspondiente a la temperatura de veinticinco grados cent�grados (25� C), por medio de las tablas de correcci�n correspondientes a su naturaleza.

A la pagina inicial del PG-3 A la pagina inicial de WWW.CARRETERAS:ORG