PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS GENERALES PARA OBRAS DE CARRETERAS Y PUENTES

 

(ARTICULO VIGENTE DESDE LA APROBACION DEL PG-3 HASTA LA ENTRADA EN VIGOR DE LA O.C. 297/88 QUE LO SUPRIME. LA ORDEN FOM 891/2004 LO DEROGA DEFINITIVAMENTE)

511 SUELOS ESTABILIZADOS CON PRODUCTOS BITUMINOSOS

511.1 DEFINICION

Se define como suelo estabilizado con un producto bituminoso, la mezcla �ntima, convenientemente compactada, de suelo, agua, ligante bituminoso y eventualmente adiciones, cuyo fin es mejorar las caracter�sticas resistentes del suelo, disminuyendo su capacidad de absorci�n de agua y/o aumentando su cohesi�n, por efecto de la incorporaci�n del ligante bituminoso.

Se distinguen dos m�todos generales de construcci�n, seg�n el lugar en que se efect�e la mezcla del suelo con el agua y el ligante bituminoso:

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares fijar� el m�todo a seguir.

511.2 MATERIALES

511.2.1 Suelo

511.2.1.1 Condiciones generales

Los materiales a estabilizar con productos bituminosos ser�n suelos de procedencia local que puedan ser pulverizados econ�micamente, exentos de cantidades perjudiciales de materia org�nica, arcillas de alta plasticidad o materiales mic�ceos.

511.2.1.2 Granulometr�a

La curva granulom�trica del suelo estar� comprendida dentro de los siguientes l�mites:

Tamiz UNE Cernido ponderal acumulado (%)
5 50-100
0,40 35-100
0,080 0-50

 

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares podr� exigir un huso m�s estricto que el anteriormente indicado.

El tama�o m�ximo no rebasar� la mitad (1/2) del espesor de la capa compactada.

511.2.1.3 Plasticidad

Salvo que el Contratista demuestre que el equipo de que dispone tiene capacidad para disgregar y mezclar de forma �ntima y homog�nea el material con el ligante bituminoso, la fracci�n cernida por el tamiz 0,40 UNE cumplir� las condiciones siguientes:

Las anteriores determinaciones se har�n de acuerdo con las normas de ensayo NLT-105/72 y NLT-106/72.

511.2.2 Ligante bituminoso

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares indicar� el ligante bituminoso a emplear, que, en general, estar� incluido entre los que a continuaci�n se indican:

511.2.3 Adiciones

Si se utilizan adiciones para rebajar la tensi�n superficial, mejorar la adherencia y rebajar la plasticidad, el Director de las obras aprobar� el m�todo a emplear para efectuar su incorporaci�n a la mezcla.

511.3 TIPO Y COMPOSICION DE LA MEZCLA

El tipo y composici�n de la mezcla ser�n los definidos en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

La dosificaci�n del ligante bituminoso deber� ser capaz de conferir a la mezcla compactada suficiente cohesi�n o impermeabilidad, o ambas cosas, seg�n el fin que se persiga con la estabilizaci�n.

Salvo indicaci�n en contrario del Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, la dosificaci�n de la mezcla se efectuar� de forma que se cumplan las limitaciones de la Tabla 511.1.

La estabilidad se determinar� con el aparato Hubbard-Field, seg�n la Norma NLT-160/73. El entumecimiento se determinar� seg�n la Norma NLT-163/72.

TABLA 511.1

  SUELO-ALQUITRAN SUELO-BETUN FLUIDIFICADO SUELO EMULSION
m�n. m�x. m�n. m�x. m�n. m�x.
Estabilidad, en probeta desecada (kgf) 500 - 500 - 500 -
Estabilidad, en probeta saturada (kgf) 200 - 200 - 200 -
Absorci�n de agua (%) - 7 - 7 - 7
Entumecimiento (%) - 5 - 5 - 5

511.4 EJECUCION DE LAS OBRAS

511.4.1 Estudio de la mezcla y obtenci�n de la f�rmula de trabajo

La ejecuci�n de la mezcla no deber� iniciarse hasta que se haya estudiado y aprobado su correspondiente f�rmula de trabajo.

Dicha f�rmula se�alar�:

Se admitir� una tolerancia en la dosificaci�n de ligante bituminoso, respecto de la prescrita en la f�rmula de trabajo, de un uno por ciento (�1 %) del peso seco del material a estabilizar, si la mezcla tiene lugar in situ; y de un medio por ciento (�0,5 %) en el caso de mezcla en central.

Si la marcha de las obras lo aconseja, el Director podr� corregir la f�rmula de trabajo, con objeto de mejorar la calidad de la estabilizaci�n, justific�ndolo debidamente, mediante un nuevo estudio y los ensayos oportunos.

511.4.2 Preparaci�n de la superficie existente

Cuando se emplee el procedimiento de mezcla in situ en varias pasadas, utilizando el propio suelo de la explanada, deber� escarificarse dicho suelo en toda la anchura de la capa que se va a mezclar, hasta una profundidad suficiente para producir, una vez compactada, una capa de suelo estabilizada del espesor se�alado en los Planos y Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

Salvo indicaci�n en contrario del Director, la operaci�n de escarificado se realizar� al menos dos (2) d�as antes de la operaci�n de disgregaci�n.

Si se a�ade suelo de aportaci�n para corregir el existente, se mezclar�n uniformemente ambos suelos, en todo el espesor de la capa a estabilizar, antes de iniciar la aplicaci�n de ligante.

En el caso de emplear el procedimiento de mezcla in situ, ejecutado en una sola pasada, no ser� necesario la previa escarificaci�n ni el mezclado del suelo de aportaci�n. Si el terreno a estabilizar es el de la explanaci�n, se nivelar� �sta a las cotas previstas. Si hay terreno de aportaci�n, se extender� �ste sobre la explanada nivelada, con el espesor uniforme previsto.

Si todo el suelo empleado es de aportaci�n, o la mezcla se realiza en central, se comprobar�, antes de extenderlo, que la superficie existente tiene la densidad exigida y las rasantes indicadas en los Planos y Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, con las tolerancias establecidas en el presente Pliego.

Si en dicha superficie existen irregularidades que excedan de las mencionadas tolerancias, se corregir�n, de acuerdo con lo que se prescribe en la unidad de obra correspondiente de este Pliego.

511.4.3 M�todo de mezcla in situ

511.4.3.1 Disgregaci�n del suelo

El suelo que vaya a ser estabilizado se disgregar� previamente, hasta conseguir una eficacia del ochenta y cinco por ciento (85%), referida al tamiz 10 UNE, y del setenta y cinco por ciento (75 %), referida al tamiz 5 UNE. Por eficacia de disgregaci�n se entiende la relaci�n entre el cernido en seco en obra y el cernido en h�medo en laboratorio, por el tamiz a que se refiere.

En el caso de algunos suelos dif�ciles de pulverizar en su estado natural, se puede facilitar la operaci�n por una humectaci�n previa.

La cantidad de agua necesaria para la disgregaci�n �ptima var�a con el tipo de suelo; en todo caso, no deber� rebasar al del contenido �ptimo de humedad para realizar la operaci�n de mezcla. Esta aportaci�n de agua deber� realizarse, por lo menos, veinticuatro (24) horas antes del comienzo de la operaci�n de disgregaci�n, con objeto de permitir que el agua empape el suelo y lo reblandezca, teniendo en cuenta las p�rdidas que se puedan producir por evaporaci�n; si �stas son de temer, se incrementar� la dotaci�n de agua del riego en la cantidad precisa para compensarlas.

Salvo indicaci�n en contra del Director, la operaci�n de disgregaci�n del suelo deber� realizarse al menos dos (2) d�as antes de la operaci�n de mezcla.

511.4.3.2 Humedad del suelo

Inmediatamente antes de realizar la mezcla, el contenido de agua del suelo disgregado deber� ser tal, que permita un mezclado uniforme e �ntimo con el ligante bituminoso, mediante el equipo que se utilice. Si hubiera que aumentar la humedad, se a�adir� agua al suelo antes de su mezcla.

El Director podr� autorizar la utilizaci�n de una adici�n para mejorar la adherencia entre el ligante y el suelo, o para regular el tiempo de rotura cuando se usen emulsiones asf�lticas.

511.4.3.3 Aplicaci�n del ligante

Antes de aplicar el ligante bituminoso, deber� perfilarse la superficie del suelo, disgregado y con la humedad debida, para que tenga aproximadamente la secci�n definitiva que indiquen los Planos, o bien, si el equipo mezclador que se utiliza as� lo requiere, deber� formarse un caball�n de secci�n y densidad uniformes.

Seguidamente se aplicar� el producto bituminoso, con la dotaci�n y temperatura aprobadas por el Director, de manera uniforme y evitando, en su caso, la duplicaci�n o reducci�n de la dotaci�n en las zonas de borde.

Cuando se emplee la maquinaria de tipo m�s elemental y la aplicaci�n del ligante se haga independientemente de la operaci�n de mezcla, deber� fraccionarse en dos (2) o m�s aplicaciones, aproximadamente iguales, mezclando despu�s de cada aplicaci�n.

La velocidad del equipo deber� regularse convenientemente para conseguir la mayor eficacia, y las operaciones de mezclado se reiterar�n hasta obtener un material homog�neo y exento de concentraciones de ligante. Cuando no se disponga de un medio r�pido para asegurar la uniformidad de la mezcla, se continuar� hasta que presente un color uniforme.

Si la mezcla se realiza por medio de niveladoras o gradas de discos y el espesor se�alado en los Planos excede de quince cent�metros (15 cm), deber�n fraccionarse las operaciones de mezcla en dos (2) o m�s tongadas, de espesor inferior a la antedicha limitaci�n.

511.4.4 M�todo de mezcla in situ, en una sola pasada

Cuando se emplee el procedimiento de mezcla in situ utilizando un mezclador de una sola pasada, una vez preparada la superficie existente, o extendido uniformemente el material de aportaci�n, las operaciones de disgregaci�n del suelo, adici�n de agua, adici�n del ligante bituminoso y mezcla de los tres componentes, se realizar� en una sola pasada, regulando la velocidad de avance y el caudal de agua y ligante, de manera que todas las operaciones se realicen con la m�xima eficacia y la mezcla quede homog�nea y con las dotaciones previstas de agua y ligante bituminoso.

511.4.5 M�todo de mezcla en central

511.4.5.1 Fabricaci�n de la mezcla

La mezcla se realizar� en una amasadera, provista de dosificadores que permitan suministrar, por separado y sucesivamente, el suelo disgregado, el agua y el ligante bituminoso, en las proporciones y con las tolerancias fijadas en la f�rmula de trabajo.

La amasadura se proseguir� hasta obtener un material homog�neo y exento de concentraciones de ligante. Cuando no se disponga de un medio r�pido que asegure la uniformidad de la mezcla, se continuar� hasta que �sta presente un color uniforme.

En las instalaciones de mezcla discontinua, no se volver� a cargar la amasadera sin haber vaciado totalmente su contenido.

511.4.5.2 Transporte de la mezcla

En el transporte de la mezcla se tomar�n las mayores precauciones para reducir al m�nimo la segregaci�n y las p�rdidas de humedad y disolventes vol�tiles. En tiempo caluroso o en grandes recorridos, en que se presuma que pueden producirse p�rdidas apreciables. se cubrir� la mezcla, durante el transporte, con lonas u otros cobertores adecuados.

 511.4.6 Extensi�n y compactaci�n de la mezcla

Despu�s de las operaciones de mezclado y eventual transporte, la mezcla se extender� uniformemente y con el espesor previsto.

Para comenzar la operaci�n de compactaci�n es necesario que la mezcla tenga la humedad �ptima de apisonado. En ciertos casos, tal y como cuando se emplean emulsiones asf�lticas, suelos arcillosos y/o equipos elementales de mezclado, la humedad de mezcla puede ser superior a la �ptima de compactaci�n. En estos casos, se proceder� a la aireaci�n de la mezcla con los medios de que se disponga en obra hasta alcanzar por evaporaci�n el �ptimo deseado.

Una vez alcanzada esta humedad �ptima y extendida la mezcla uniformemente con el espesor previsto, se comenzar� inmediatamente la compactaci�n de la capa, prosigui�ndose hasta alcanzar una densidad igual, como m�nimo, a la que corresponda al noventa y cinco por ciento (95%) de la m�xima obtenida en el ensayo Proctor modificado, seg�n la Norma NLT-108/72.

La compactaci�n se iniciar� longitudinalmente por el punto m�s bajo de las distintas bandas y se continuara hacia el borde m�s alto de la capa, solap�ndose los elementos de compactaci�n en las pasadas sucesivas, que deber�n tener longitudes ligeramente distintas.

Cuando los compactadores hayan realizado aproximadamente las dos terceras partes del trabajo de compactaci�n, se realizar�, si es necesario, un perfilado de la superficie a las rasantes previstas, continuando esta �ltima fase de la operaci�n con los compactadores y la niveladora, hasta obtener la compacidad y el perfil requerido de acuerdo con las prescripciones de este Art�culo.

Con independencia del tipo de compactadores empleados y para quitar las huellas de los rodillos y niveladoras, el apisonado final deber� hacerse con apisonadoras de neum�ticos.

Durante la operaci�n de compactaci�n y reperfilado se comprobar� frecuentemente el espesor de la capa estabilizada, y una vez terminada se comprobar� la densidad obtenida.

Las zonas que por su reducida extensi�n, su pendiente o su proximidad a obras de f�brica no permitan el empleo del equipo que normalmente se estuviera utilizando para la compactaci�n de la capa, se compactar�n con los medios adecuados para el caso, de forma que las densidades que se alcancen no sean inferiores a las obtenidas en el resto de la capa

511.5 TRAMOS DE PRUEBA

Al iniciarse los trabajos, el Contratista construir� secciones de ensayo, del ancho y longitud adecuadas, de acuerdo con las instrucciones del Director.

Se tomar�n muestras del suelo estabilizado y se ensayar�n para determinar su conformidad con las condiciones especificadas sobre grado de disgregaci�n del suelo, humedad, espesor de la capa, densidad, proporci�n de ligante bituminoso y dem�s requisitos exigidos.

En el caso de que los ensayos indicasen que el material estabilizado no se ajusta a dichas condiciones, deber�n hacerse inmediatamente las necesarias correcciones y, si fuera preciso, se modificar� la f�rmula de trabajo.

511.6 TOLERANCIAS DE LA SUPERFICIE ACABADA

Dispuestas estacas de refino o referencia, niveladas hasta mil�metros (mm), con arreglo a los Planos, en el eje y bordes de perfiles transversales, cuya distancia no exceda de veinte metros (20 m), se comparar� la superficie acabada con la te�rica que pase por las cabezas de dichas estacas.

La superficie acabada no deber� rebasar la te�rica en ning�n punto, ni diferir de ella en m�s de un quinto (1/5) del espesor previsto en los Planos para la capa de suelo estabilizado con ligante bituminoso.

La superficie acabada no deber� variar en m�s de diez mil�metros (10 mm) cuando se compruebe con una regla de tres metros (3 m), aplicada tanto paralela como normalmente al eje de la zona estabilizada.

Las irregularidades que excedan de las tolerancias antedichas, o que retengan agua sobre la superficie, deber�n corregirse de acuerdo con lo siguiente:

511.7 LIMITACIONES DE LA EJECUCION

Las estabilizaciones con un ligante bituminoso se ejecutar�n cuando la temperatura ambiente, a la sombra, sea superior a los quince grados cent�grados (15�C). No obstante, s� la temperatura ambiente tiene tendencia a aumentar, podr� fijarse en diez grados cent�grados (10�C) la temperatura l�mite inferior para poder ejecutar la mezcla. Los l�mites anteriores ser�n rebajados en cinco grados cent�grados (5�C), cuando la aplicaci�n del ligante se efect�e directamente en la m�quina de una sola pasada o en la mezcladora de la planta fija.

El material estabilizado que no haya sido compactado al final de la jornada se recoger� en un caball�n, para extenderlo y compactarlo al d�a siguiente. Asimismo se recoger� en un caball�n cuando llueva, y �ste no se extender� hasta que su superficie est� seca.

Se prohibir� la acci�n de todo tipo de tr�fico sobre las capas reci�n ejecutadas, hasta que no se haya completado su compactaci�n. Si ello no es factible, el tr�fico que necesariamente tenga que pasar sobre ellas se distribuir� de forma que no se concentren huellas de rodadas en la superficie. El Contratista ser� responsable de los da�os originados por esta causa, debiendo proceder a la reparaci�n de los mismos con arreglo a las prescripciones del presente Art�culo.

511.8 MEDICION Y ABONO

En el caso de que la totalidad del suelo estabilizado sea de aportaci�n, no habr� lugar al abono por separado de la preparaci�n de la superficie existente; consider�ndose �sta incluida en la unidad de obra correspondiente a la construcci�n de la capa subyacente, siempre y cuando dicha construcci�n haya sido realizada bajo el mismo Contrato. De no cumplirse alguna de las condiciones anteriores, la preparaci�n de la superficie existente se abonar� por metros cuadrados (m2) realmente preparados, medidos sobre el terreno.

El ligante bituminoso empleado en la estabilizaci�n se abonar� por toneladas (t) realmente empleadas en obra, medidas antes de su empleo por pesada directa en b�scula debidamente contrastada. Si la deducci�n tuviera que hacerse a partir de su volumen, �ste deber� reducirse al correspondiente a la temperatura de veinticinco grados cent�grados (25�C) por medio de las tablas de correcci�n correspondientes a su naturaleza.

La ejecuci�n del suelo estabilizado con un ligante bituminoso se abonar� por metros c�bicos (m3) de material estabilizado, los cuales se medir�n, en el caso de mezcla in situ, como producto de la superficie realmente estabilizada, medida en el terreno, por el espesor medio estabilizado, deducido de los ensayos de control de espesor; cuando la mezcla se realice en central, se obtendr�n directamente de la cubicaci�n de las secciones-tipo se�aladas en los Planos. En este caso de mezcla en central, el abono comprender� el suelo de aportaci�n.

A la pagina inicial del PG-3 A la pagina inicial de WWW.CARRETERAS:ORG