PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS GENERALES PARA OBRAS DE CARRETERAS Y PUENTES

 

(REDACCION VIGENTE DESDE LA ORDEN FOM/891/2004 (Corrección de erratas) HASTA LA PUBLICACION DE LA ORDEN FOM/2523/2014)

512 SUELOS ESTABILIZADOS IN SITU

(formato PDF)

512.1 DEFINICION

Se define como suelo estabilizado in situ la mezcla homog�nea y uniforme de un suelo con cal o con cemento, y eventualmente agua, en la propia traza de la carretera, la cual convenientemente compactada, tiene por objeto disminuir la susceptibilidad al agua del suelo o aumentar su resistencia, para su uso en la formaci�n de explanadas.

La ejecuci�n de un suelo estabilizado in situ incluye las siguientes operaciones:

Seg�n sus caracter�sticas finales se establecen tres tipos de suelos estabilizados in situ, denominados respectivamente S-EST1, S-EST2 y S-EST3. Los dos primeros se pueden conseguir con cal o con cemento, mientras que el tercer tipo se tiene que realizar necesariamente con cemento.

512.2 MATERIALES

Lo dispuesto en este art�culo se entender� sin perjuicio de lo establecido en el Real Decreto 1630/92 (modificado por el Real Decreto 1328/95), por el que se dictan disposiciones para la libre circulaci�n de productos de construcci�n, en aplicaci�n de la Directiva 89/106/CEE; en particular, en lo referente a los procedimientos especiales de reconocimiento se estar� a lo establecido en su art�culo 9.

Independientemente de lo anterior, se estar� adem�s en todo caso a lo dispuesto en la legislaci�n vigente en materia ambiental, de seguridad y salud y de almacenamiento y transporte de productos de la construcci�n.

512.2.1 Cal

Salvo justificaci�n en contrario, para la estabilizaci�n de suelos se usar�n cales a�reas hidratadas del tipo CL-90, conformes a la UNE-EN 459-1.

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, o en su defecto el Director de las Obras, podr� fijar la clase de cal seg�n el tipo de suelo que se vaya a estabilizar. Esta cumplir� las prescripciones del art�culo 200 de este Pliego y las adicionales que establezca, en su caso, el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

512.2.2 Cemento

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, o en su defecto el Director de las Obras, fijar� el tipo y la clase resistente del cemento. �ste cumplir� las prescripciones del art�culo 202 de este Pliego y las adicionales que establezca, en su caso, el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

Salvo justificaci�n en contrario, la clase resistente del cemento ser� la 22,5N o la 32,5N para los cementos especiales tipo ESP-VI-1 y la 32,5N para los cementos comunes. No se emplear�n cementos de aluminato de calcio, ni mezclas de cemento con adiciones que no hayan sido realizadas en la f�brica.

Si el contenido de sulfatos solubles (SO3) en el suelo que se vaya a estabilizar, determinado seg�n la UNE 103201, fuera superior al cinco por mil (0,5%) en masa, deber� emplearse un cemento resistente a los sulfatos y aislar adecuadamente estas capas de las obras de paso de hormig�n.

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares fijar� el principio de fraguado, seg�n la UNE-EN 196-3, que, en todo caso, no podr� tener lugar antes de las dos horas (2 h). No obstante, si la estabilizaci�n se realizase con temperatura ambiente superior a treinta grados Celsius (30�C), el principio de fraguado, determinado con dicha norma, pero realizando los ensayos a una temperatura de cuarenta m�s menos dos grados Celsius (40 � 2�C), no podr� tener lugar antes de una hora (1 h).

512.2.3 Suelo

512.2.3.1 Caracter�sticas generales

Los materiales que se vayan a estabilizar in situ con cal o con cemento ser�n suelos de la traza u otros materiales locales que no contengan en ning�n caso materia org�nica, sulfatos, sulfuros, fosfatos, nitratos, cloruros u otros compuestos qu�micos en cantidades perjudiciales (en especial para el fraguado, en el caso de que se emplee cemento).

Los materiales que se vayan a estabilizar con cemento no presentar�n reactividad potencial con los �lcalis de �ste. En materiales sobre los que no exista suficiente experiencia en su comportamiento en mezclas con cemento, realizado el an�lisis qu�mico de la concentraci�n de SiO2 y de la reducci�n de la alcalinidad R, seg�n la UNE 146507-1, el material ser� considerado potencialmente reactivo si:

512.2.3.2 Granulometr�a

Los suelos que se vayan a estabilizar in situ con cal cumplir�n, lo indicado en la tabla 512.1.1.

TABLA 512.1.1 – GRANULOMETR�A DEL SUELO EN LAS ESTABILIZACIONES CON CAL

TIPO DE SUELO
ESTABILIZADO
CERNIDO ACUMULADO (% en masa)
ABERTURA DE LOS TAMICES UNE-EN 933-2 (mm)
80 0,063
S-EST1 y S-EST2 100 15

 

Por su parte, los suelos que se vayan a estabilizar in situ con cemento cumplir�n, bien en su estado natural o bien tras un tratamiento previo con cal, lo indicado en la tabla 512.1.2.

TABLA 512.1.2 – GRANULOMETR�A DEL SUELO EN LAS ESTABILIZACIONES CON CEMENTO

TIPO DE SUELO
ESTABILIZADO
CERNIDO ACUMULADO (% en masa)
ABERTURA DE LOS TAMICES UNE-EN 933-2 (mm)
80 2 0,063
S-EST1 y S-EST2 100 > 20 < 50
S-EST3 < 35

 

512.2.3.3 Composici�n qu�mica

Los suelos que se vayan a estabilizar in situ con cal o cemento cumplir�n lo indicado en la tabla 512.2.

TABLA 512.2 – COMPOSICI�N QU�MICA DEL SUELO

CARACTERISTICA NORMA TIPO DE SUELO ESTABILIZADO
S-EST1 S-EST2 S-EST3
MATERIA ORGANICA (MO)
(% en masa)
UNE 103204 < 2 < 1
Sulfatos solubles (SO3)
(% en masa)
UNE 103201 < 1

512.2.3.4 Plasticidad

Los suelos que se vayan a estabilizar in situ con cal cumplir�n lo indicado en la tabla 512.3.1.

TABLA 512.3.1 – PLASTICIDAD DEL SUELO EN LAS ESTABILIZACIONES CON CAL

TIPO DE SUELO
ESTABILIZADO
INDICE DE PLASTICIDAD (IP)
(UNE 103104)
S-EST1 12
S-EST2 12 y 40

 

Si el �ndice de plasticidad fuera superior a cuarenta (40), el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, o en su defecto el Director de las Obras, podr� ordenar que la mezcla del suelo con la cal se realice en dos (2) etapas.

Por su parte, los suelos que se vayan a estabilizar in situ con cemento cumplir�n lo indicado en la tabla 512.3.2.

TABLA 512.3.2 – PLASTICIDAD DEL SUELO EN LAS ESTABILIZACIONES CON CEMENTO

CARACTERISTICA NORMA TIPO DE SUELO ESTABILIZADO
S-EST1 S-EST2 S-EST3
LIMITE LIQUIDO (LL) UNE 103103 - 40*
INDICE DE PLASTICIDAD (IP) UNE 103104 15*

 

Nota de Carreteros.org: El signo mayor o igual es el que figura en el BOE de 6-4-04 (formato PDF) en el que se public� el presente art�culo y no ha sido corregido oficialmente.

Cuando interese utilizar suelos con un �ndice de plasticidad superior al indicado, el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, o en su defecto el Director de las Obras, podr� ordenar un tratamiento previo con cal, con una dotaci�n m�nima del uno por ciento (1%) en masa del suelo seco, de manera que el �ndice de plasticidad satisfaga las exigencias de la tabla 512.3.2.

512.2.4 Agua

El agua cumplir� las prescripciones del art�culo 280 de este Pliego.

512.3 TIPO Y COMPOSICION DEL SUELO ESTABILIZADO

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares definir� el tipo y la composici�n del suelo estabilizado, cuyo contenido de cal o de cemento, capacidad de soporte y densidad deber�n cumplir lo indicado en la tabla 512.4.

TABLA 512.4 – ESPECIFICACIONES DEL SUELO ESTABILIZADO IN SITU

CARACTERISTICA UNIDAD NORMA TIPO DE SUELO ESTABILIZADO
S-EST1 S-EST2 S-EST3
CONTENIDO DE CAL O CEMENTO % en masa
de suelo seco
  2 3
INDICE CBR, a 7 d�as (*) - UNE 103502 6 12  
COMPRESION SIMPLE, a 7 d�as (*) MPa NLT-305 - - 1,5
DENSIDAD (Proctor modificado) % de la densidad
m�xima
UNE 103501 95(**) 97 98

El suelo estabilizado no presentar� asiento en el ensayo de colapso realizado seg�n la NLT-254, ni hinchamiento en el ensayo de expansi�n seg�n la UNE 103601. Si el suelo que se vaya a estabilizar presentara hinchamiento o colapso en los ensayos mencionados, se comprobar� que �ste desaparece en el suelo estabilizado en ensayos realizados a las veinticuatro horas (24 h) de su mezcla con el conglomerante. Si a esta edad siguiera presentando hinchamiento o colapso se repetir�n los ensayos a los tres d�as (3 d) o a los siete d�as (7 d).

Los suelos estabilizados no ser�n susceptibles de ning�n tipo de meteorizaci�n o de alteraci�n f�sica o qu�mica apreciables bajo las condiciones m�s desfavorables que, presumiblemente, puedan darse en el lugar de empleo. Tampoco podr�n dar origen, con el agua, a disoluciones que puedan causar da�os a estructuras o a otras capas del firme, o contaminar los suelos o corrientes de agua.

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, o en su defecto el Director de las Obras, deber� fijar los ensayos para determinar la inalterabilidad del material. Si se considera conveniente, para caracterizar los componentes del suelo que puedan ser lixiviados y que puedan significar un riesgo potencial para el medio ambiente o para los elementos de construcci�n situados en las proximidades, se aplicar� la NLT-326.

En el caso de los suelos estabilizados con cal, en la fabricaci�n de las probetas para la realizaci�n del ensayo Proctor modificado seg�n la UNE 103501, entre la mezcla del suelo con cal y la compactaci�n deber� transcurrir un tiempo semejante al previsto entre esas mismas operaciones en el proceso de ejecuci�n de las obras.

El suelo estabilizado in situ con cemento deber� tener un plazo de trabajabilidad, de acuerdo con la norma UNE 41240, tal que permita completar la compactaci�n de una franja antes de que haya finalizado dicho plazo en la franja adyacente estabilizada previamente, no pudiendo ser inferior al indicado en la tabla 512.5.

TABLA 512.5 – PLAZO M�NIMO DE TRABAJABILIDAD (tpm) DEL SUELO ESTABILIZADO IN SITU CON CEMENTO

TIPO DE OBRA tpm (minutos) (UNE 41240)
ANCHURA COMPLETA 120
POR FRANJAS 180

512.4 EQUIPO NECESARIO PARA LA EJECUCION DE LAS OBRAS

Se estar�, en todo caso, a lo dispuesto en la legislaci�n vigente en materia ambiental, de seguridad y salud y de transporte en lo referente a los equipos empleados en la ejecuci�n de las obras.

No se podr� utilizar en la ejecuci�n de los suelos estabilizados in situ con cal o con cemento ning�n equipo que no haya sido previamente aprobado por el Director de las Obras, despu�s de la ejecuci�n del tramo de prueba.

Para la ejecuci�n de los suelos estabilizados in situ se deber�n emplear equipos mec�nicos. �stos podr�n ser equipos independientes que realicen por separado las operaciones de disgregaci�n, distribuci�n de la cal o del cemento, humectaci�n, mezcla y compactaci�n, o bien equipos que realicen dos o m�s de estas operaciones, excepto la compactaci�n, de forma simult�nea.

Salvo justificaci�n en contrario, para las carreteras con categor�a de tr�fico pesado T00 a T1 o cuando la superficie a tratar sea superior a los setenta mil metros cuadrados (70.000 m2), ser� preceptivo el empleo de equipos que integren en una sola m�quina las operaciones de disgregaci�n, de dosificaci�n y distribuci�n de la cal o del cemento y del agua, y de mezcla.

La mezcla in situ del suelo con cal o con cemento se realizar� mediante equipos autopropulsados que permitan una suficiente disgregaci�n de aqu�l hasta la profundidad establecida en los Planos, si dicha disgregaci�n no hubiera sido previamente obtenida por escarificaci�n, y una mezcla uniforme de ambos materiales en una sola pasada. Dicho equipo deber� contar con una unidad espec�fica para realizar estas operaciones de forma secuencial, disponiendo adem�s de los sistemas de control y de regulaci�n de la profundidad de mezcla y de un sistema de inyecci�n del agua o de la lechada.

En zonas tales que por su reducida extensi�n, su pendiente o su proximidad a obras de paso o de drenaje, a muros o estructuras, no permitan el empleo del equipo que normalmente se est� utilizando, se emplear�n los medios adecuados a cada caso, de forma que las caracter�sticas obtenidas no difieran de las exigidas en las dem�s zonas.

Salvo justificaci�n en contrario, el cemento o la cal se dosificar�n como lechada. Se podr� dosificar en polvo en obras peque�as (menos de 70.000 m2) o cuando sea conveniente una reducci�n de la humedad natural del suelo, siempre que lo autorice expresamente el Director de las Obras; en este caso, y siempre que se cumplan los requisitos de la legislaci�n ambiental y de seguridad y salud, se emplear�n equipos con dosificaci�n ligada a la velocidad de avance, que podr�n consistir en camiones-silo o en tanques remolcados con tolvas acopladas en la parte posterior con compuerta regulable. Si la descarga del cemento o de la cal sobre el suelo a estabilizar se realizase desde una altura superior a diez cent�metros (10 cm), el dispositivo de descarga estar� protegido con faldones cuya parte inferior no deber� distar m�s de diez cent�metros (10 cm) de la superficie.

Cuando el cemento o la cal se aporten en forma de lechada, el equipo para su fabricaci�n tendr� un mezclador con alimentaci�n volum�trica de agua y dosificaci�n ponderal del conglomerante. El equipo de estabilizaci�n deber� estar provisto de un dosificador-distribuidor volum�trico de lechada, con bomba de caudal variable y dispositivo de rociado, as� como de control autom�tico programable de dosificaci�n, que permita adecuar las dosificaciones a la f�rmula de trabajo correspondiente, seg�n la profundidad y la anchura de la capa que se vaya a estabilizar, y seg�n el avance de la m�quina, con las tolerancias fijadas en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

Todos los compactadores deber�n ser autopropulsados, tener inversores del sentido de la marcha de acci�n suave y estar dotados de dispositivos para mantenerlos h�medos en caso necesario. La composici�n del equipo de compactaci�n se determinar� en el tramo de prueba, y deber� estar compuesto como m�nimo de un (1) compactador vibratorio de rodillo met�lico y de un (1) compactador de neum�ticos.

El compactador vibratorio dispondr� de un rodillo met�lico con una carga est�tica sobre la generatriz no inferior a trescientos newtons por cent�metro (300 N/cm) y capaz de alcanzar una masa de al menos quince toneladas (15 t) con amplitudes y frecuencias de vibraci�n adecuadas.El compactador de neum�ticos ser� capaz de alcanzar una masa de al menos treinta y cinco toneladas (35 t) y una carga por rueda de cinco toneladas (5 t), con una presi�n de inflado que pueda alcanzar al menos ocho d�cimas de megapascal (0,8 MPa).

Los compactadores de rodillos met�licos no presentar�n surcos ni irregularidades en ellos. Los compactadores vibratorios tendr�n dispositivos autom�ticos para eliminar la vibraci�n al invertir el sentido de la marcha.

Los de neum�ticos tendr�n ruedas lisas, en n�mero, tama�o y configuraci�n tales que permitan el solape de las huellas de las delanteras con las de las traseras.

El Director de las Obras aprobar� el equipo de compactaci�n que se vaya a emplear, su composici�n y las caracter�sticas de cada uno de sus componentes, que ser�n las necesarias para conseguir una densidad adecuada y homog�nea del suelo estabilizado en todo su espesor, sin producir arrollamientos.

En los lugares inaccesibles para los equipos de compactaci�n normales, se emplear�n otros de tama�o y dise�o adecuados para la labor que se pretenda realizar.

512.5 EJECUCION DE LAS OBRAS

512.5.1 Estudio de la mezcla y obtenci�n de la f�rmula de trabajo

La estabilizaci�n de suelos in situ con cal o con cemento no se podr� iniciar en tanto que el Director de las Obras no haya aprobado la correspondiente f�rmula de trabajo, previo estudio en laboratorio y comprobaci�n en el tramo de prueba, la cual deber� se�alar, como m�nimo:

Si la marcha de los trabajos lo aconsejase, el Director de las Obras podr� modificar la f�rmula de trabajo, a la vista de los resultados obtenidos de los ensayos, pero respetando la dosificaci�n m�nima de cal o de cemento, el valor m�nimo del �ndice CBR o de la resistencia a compresi�n simple, ambos a siete d�as (7 d), y las dem�s especificaciones fijadas en este art�culo para la unidad terminada. En todo caso, se estudiar� y aprobar� otra f�rmula de trabajo, de acuerdo con lo indicado en este apartado, cada vez que var�en las caracter�sticas del suelo a estabilizar, o de alguno de los componentes de la estabilizaci�n, o si var�an las condiciones ambientales.

La tolerancia admisible, respecto a la f�rmula de trabajo, del contenido de humedad del suelo estabilizado en el momento de su compactaci�n, ser� de dos puntos (� 2 %) respecto a la humedad �ptima definida en el ensayo Proctor modificado.

En el caso de suelos inadecuados o marginales susceptibles de hinchamiento o colapso, la humedad de mezcla y compactaci�n m�s conveniente deber� ser objeto de estudio especial para determinar la humedad de compactaci�n.

512.5.2 Preparaci�n de la superficie existente

Si se a�ade suelo de aportaci�n para corregir las caracter�sticas del existente, se deber�n mezclar ambos en todo el espesor de la capa que se vaya a estabilizar, antes de iniciar la distribuci�n de la cal o del cemento.

Si el suelo que se va a estabilizar fuera en su totalidad de aportaci�n, se deber� comprobar, antes de extenderlo, que la superficie subyacente tenga la densidad exigida y las rasantes indicadas en los Planos, con las tolerancias establecidas en este Pliego. Si en dicha superficie existieran irregularidades que excedan de las mencionadas tolerancias, se corregir�n de acuerdo con las prescripciones de la unidad de obra correspondiente de este Pliego.

512.5.3 Disgregaci�n del suelo

Cuando se estabilice el suelo existente en la traza, �ste deber� disgregarse en toda la anchura de la capa que se vaya a estabilizar, y hasta la profundidad necesaria para alcanzar, una vez compactada, el espesor de estabilizaci�n se�alado en los Planos.

El suelo que se vaya a estabilizar deber� disgregarse hasta conseguir una eficacia m�nima del cien por cien (100%), referida al tamiz 25 mm de la UNE-EN 933-2, y del ochenta por ciento (80%) en estabilizaciones para obtener SEST-3 y SEST-2 y del sesenta por ciento (60%) en estabilizaciones SEST-1, referida al tamiz 4 mm de la UNE-EN 933-2. La eficacia de disgregaci�n se definir� por la relaci�n entre el cernido en obra del material h�medo y el cernido en laboratorio de ese mismo material desecado y desmenuzado, por el tamiz al que se refiere.

El suelo disgregado no deber� presentar en ninguna circunstancia elementos ni grumos de tama�o superior a los ochenta mil�metros (80 mm). La disgregaci�n se podr� hacer en una sola etapa, pero en algunos tipos de suelos podr� haber dificultades para alcanzar el grado de disgregaci�n necesario, por exceso o por defecto de humedad, o por un �ndice de plasticidad elevado. En el primer caso se corregir� el grado de humedad del suelo, seg�n el apartado 512.5.4.

En los casos de estabilizaci�n con cal de suelos con �ndice de plasticidad elevado, en los que no se consiga la eficacia de disgregaci�n requerida, podr� ser necesario realizar la disgregaci�n, distribuci�n y mezcla de la cal en dos etapas, de manera que la cal a�adida en la primera etapa contribuya a hacer el suelo mas friable y a conseguir el grado de finura deseado en la mezcla final. Salvo justificaci�n en contrario, en esa primera etapa bastar� con que la totalidad de los grumos tengan un tama�o inferior a cincuenta mil�metros (50 mm) y podr� ser conveniente elevar la humedad del suelo entre dos y diez (2 a 10) puntos porcentuales por encima de la �ptima de compactaci�n.

Tras la mezcla inicial con cal el material tratado se compactar� ligeramente para evitar variaciones de humedad y reducir la carbonataci�n de la cal y se dejar� curar de veinticuatro a cuarenta y ocho horas (24 a 48 h). Este plazo de curado podr� ser aumentado hasta siete d�as (7 d), a criterio del Director de las Obras, si el �ndice de plasticidad del suelo, seg�n la UNE 103104, fuera superior a cuarenta (40). Transcurrido el plazo de este curado inicial se proceder� a la realizaci�n de la segunda etapa, en la que se llevar�n a cabo todas las operaciones de disgregaci�n, correcci�n de humedad, distribuci�n de cal, mezcla, compactaci�n, terminaci�n y curado final, de manera similar a como se prescriben para las estabilizaciones convencionales realizadas en una sola etapa.

512.5.4 Humectaci�n o desecaci�n del suelo

La humedad del suelo deber� ser tal que permita que, con el equipo que se vaya a realizar la estabilizaci�n, se consiga el grado de disgregaci�n requerido y su mezcla con la cal o con el cemento sea total y uniforme.

En el caso de ser necesaria la incorporaci�n de agua a la mezcla para alcanzar el valor de humedad fijado por la f�rmula de trabajo, deber�n tenerse en cuenta las posibles evaporaciones o precipitaciones que puedan tener lugar durante la ejecuci�n de los trabajos. Dicha incorporaci�n deber� realizarse, preferentemente, por el propio equipo de mezcla.

El Director de las Obras podr� autorizar el empleo de un tanque regador independiente ; en este caso, el agua deber� agregarse uniformemente disponi�ndose los equipos necesarios para asegurar la citada uniformidad e incluso realizando un desmenuzamiento previo del suelo si fuera necesario. Deber� evitarse que el agua escurra por las roderas dejadas por el tanque regador, o se acumule en ellas. Asimismo, no se permitir�n paradas del equipo mientras est� regando, con el fin de evitar la formaci�n de zonas con exceso de humedad.

Previa aceptaci�n del Director de las Obras, los suelos cohesivos se humedecer�n, en su caso, el d�a anterior al de la ejecuci�n de la mezcla, para que la humedad sea uniforme.

En los casos en que la humedad natural del material sea excesiva, se tomar�n las medidas adecuadas para conseguir el grado de disgregaci�n y la compactaci�n previstos, pudi�ndose proceder a su desecaci�n por oreo o a la adici�n y mezcla de materiales secos ; o se podr� realizar, previa autorizaci�n del Director de las Obras, una etapa previa de disgregaci�n y mezcla con cal para la correcci�n del exceso de humedad del suelo, tanto si finalmente se va a estabilizar con cal como si se va a estabilizar con cemento.

512.5.5 Distribuci�n de la cal o del cemento

La cal o el cemento se distribuir�n uniformemente mediante equipos mec�nicos con la dosificaci�n fijada en la f�rmula de trabajo, en forma de lechada y directamente en el mezclador.

Antes de iniciar el proceso en obra se purgar�n y pondr�n a punto las bombas y los dispersores de agua y de lechada, fuera del lugar de empleo, para garantizar las dotaciones establecidas en la f�rmula de trabajo de manera continua y uniforme. En cada parada del equipo se realizar� una limpieza de los difusores, y como m�nimo dos (2) veces al d�a.

El Director de las Obras podr� autorizar la distribuci�n de la cal o del cemento en seco en obras peque�as (menos de 70 000 m2) o cuando sea conveniente por el exceso de humedad natural del suelo.

En el caso de que la dosificaci�n se realice en seco, deber�n coordinarse adecuadamente los avances del equipo de dosificaci�n de conglomerante y del de mezcla, no permiti�ndose que haya entre ambos un desfase superior a veinte metros (20 m). La extensi�n se detendr� cuando la velocidad del viento fuera excesiva, a juicio del Director de las Obras, cuando supere los diez metros por segundo (10 m/s), o cuando la emisi�n de polvo afecte a zonas pobladas, ganaderas, o especialmente sensibles. No podr� procederse a la distribuci�n de la cal o del cemento en seco mientras queden concentraciones superficiales de humedad.

S�lo en zonas de reducida extensi�n, no accesibles a los equipos mec�nicos, el Director de las Obras podr� autorizar la distribuci�n manual. Para ello, se utilizar�n sacos de cal o de cemento que se colocar�n sobre el suelo formando una cuadr�cula de lados aproximadamente iguales, correspondientes a la dosificaci�n aprobada. Una vez abiertos los sacos, su contenido ser� distribuido r�pida y uniformemente mediante rastrillos manuales o rastras de p�as remolcadas.

En la distribuci�n del conglomerante se tomar�n las medidas adecuadas para el cumplimiento de la legislaci�n que, en materia ambiental, de seguridad laboral y de transporte y almacenamiento de materiales, estuviese vigente.

512.5.6 Ejecuci�n de la mezcla

Inmediatamente despu�s de la distribuci�n del conglomerante deber� procederse a su mezcla con el suelo. Se deber� obtener una dispersi�n homog�nea, lo que se reconocer� por un color uniforme de la mezcla y la ausencia de grumos. Todo el conglomerante se deber� mezclar con el suelo disgregado antes de haber transcurrido una hora (1 h) desde su aplicaci�n.

El equipo de mezcla deber� contar con los dispositivos necesarios para asegurar un amasado homog�neo en toda la anchura y profundidad del tratamiento. Si se detectaran segregaciones, part�culas sin mezclar, o diferencias de contenido de cemento, de cal o de agua en partes de la superficie estabilizada, deber� detenerse el proceso y realizar las oportunas correcciones hasta solucionar las deficiencias.

El material estabilizado con cemento no podr� permanecer m�s de media hora (1/2 h) sin que se proceda al inicio de la compactaci�n.

512.5.7 Compactaci�n

En el momento de iniciar la compactaci�n, la mezcla deber� estar disgregada en todo su espesor y su grado de humedad ser� el correspondiente al de la �ptima del ensayo Proctor modificado, con las tolerancias admitidas en el apartado 512.5.1.

La compactaci�n se realizar� seg�n el plan aprobado por el Director de las Obras de acuerdo con los resultados del tramo de prueba. Se compactar� en una sola tongada y se continuar� hasta alcanzar la densidad especificada en el apartado 512.7.1.

En el caso de las estabilizaciones con cemento, el proceso completo desde la mezcla del cemento con el agua hasta la terminaci�n de la superficie deber� realizarse dentro del plazo de trabajabilidad de la mezcla.

La compactaci�n se realizar� de manera continua y uniforme. Si el proceso completo de ejecuci�n, incluida la mezcla, se realiza por franjas, al compactar una de ellas se ampliar� la zona de compactaci�n para que incluya, al menos, quince cent�metros (15 cm) de la anterior. Deber� disponerse en los bordes una contenci�n lateral adecuada. Si la mezcla se realiza con dos m�quinas en paralelo con un ligero desfase, se compactar�n las dos franjas a la vez.

Los rodillos deber�n llevar su rueda motriz del lado m�s cercano al equipo de mezcla. Los cambios de direcci�n de los compactadores se realizar�n sobre mezcla ya compactada, y los cambios de sentido se efectuar�n con suavidad. Los elementos de compactaci�n deber�n estar siempre limpios y, si fuera preciso, h�medos.

Durante la compactaci�n, la superficie del suelo estabilizado in situ se conformar� mediante su refino con motoniveladora, eliminando irregularidades, huellas o discontinuidades, para lo cual el Director de las Obras podr� aprobar la realizaci�n de una ligera escarificaci�n de la superficie y su posterior recompactaci�n previa adici�n del agua necesaria, que en el caso de estabilizar con cemento deber� tener en cuenta el plazo de trabajabilidad.

512.5.8 Terminaci�n de la superficie

Una vez terminada la compactaci�n no se permitir� su recrecimiento. Sin embargo, para el suelo estabilizado con cal, y para el suelo estabilizado con cemento siempre que est� dentro del plazo de trabajabilidad de la mezcla, se podr� hacer un refino con motoniveladora hasta conseguir la rasante y secci�n definidas en los Planos de proyecto, con las tolerancias establecidas en este art�culo. A continuaci�n se proceder� a eliminar de la superficie todo el material suelto, por medio de barredoras mec�nicas de p�as no met�licas, y a la recompactaci�n posterior del �rea corregida.

Los materiales procedentes del refino deber�n ser retirados a vertedero seg�n lo dispuesto en la legislaci�n vigente sobre medio ambiente.

512.5.9 Ejecuci�n de juntas

Despu�s de haber extendido y compactado una franja, se realizar� la siguiente mientras el borde de la primera se encuentre en condiciones de ser compactado; en caso contrario, se ejecutar� una junta longitudinal, lo cual debe ser evitado en la medida de lo posible.

Entre las sucesivas pasadas del equipo de estabilizaci�n deber� producirse un solape transversal con el fin de evitar la existencia de zonas insuficientemente tratadas o la acumulaci�n de segregaciones. Este solape vendr� impuesto por las anchuras de las m�quinas y de la franja a tratar y generalmente estar� comprendido entre quince y veinticinco cent�metros (15 a 25 cm). La m�quina dosificadora-mezcladora deber� tener cerrados los difusores de cal o de cemento y de agua correspondientes a la franja de solape para evitar la producci�n de suelo estabilizado con dotaciones distintas de la especificada.

En estabilizaciones con cemento, se dispondr�n juntas transversales de trabajo donde el proceso constructivo se interrumpiera m�s del tiempo de trabajabilidad de la mezcla. Las juntas transversales de trabajo se efectuar�n disgregando el material de una zona ya tratada en la longitud suficiente, en general no menos de un di�metro del rotor-fresador, bajando hasta la profundidad especificada sin avanzar, para que pueda regularse con precisi�n la incorporaci�n de la cal o del cemento en la zona no tratada.

512.5.10 Curado y protecci�n superficial

Una vez finalizada la compactaci�n, y siempre dentro de la misma jornada de trabajo, se aplicar� un riego de curado, seg�n se especifica en el art�culo 532 de este Pliego. Hasta la aplicaci�n del riego de curado deber� mantenerse la superficie constantemente h�meda, para lo cual deber� regarse con la debida frecuencia, pero teniendo cuidado para que no se produzcan encharcamientos.

Cuando la capa de suelo estabilizado no constituya la coronaci�n de la explanada, podr� prescindirse del riego de curado siempre que se mantenga la superficie h�meda durante un periodo m�nimo de tres a siete d�as (3 a 7 d) a partir de su terminaci�n, y previa autorizaci�n del Director de las Obras.

Si se prev� la posibilidad de heladas dentro de un plazo de siete d�as (7 d) a partir de la terminaci�n, el suelo estabilizado deber� protegerse contra aqu�llas, siguiendo las instrucciones del Director de las Obras.

En los suelos estabilizados con cemento que constituyan capas de coronaci�n para la formaci�n de explanadas de categor�a E1, E2 y E3, de las definidas en la Norma 6.1 IC de Secciones de firme, mientras no se hayan finalizado la compactaci�n, la terminaci�n de la superficie y el curado final del suelo estabilizado in situ con cemento, se prohibir� todo tipo de circulaci�n que no sea imprescindible para dichas operaciones. Una vez ejecutado el riego de curado, no podr�n circular sobre �l veh�culos ligeros en los tres (3) primeros d�as, ni veh�culos pesados en los siete primeros d�as (7 d), salvo con autorizaci�n expresa del Director de las Obras y estableciendo previamente una protecci�n del riego de curado, mediante la extensi�n de una capa de �rido de cobertura, seg�n lo indicado en el art�culo 532 de este Pliego. Dicha protecci�n, que deber� garantizar la integridad del riego de curado durante un periodo m�nimo de siete d�as (7 d), se barrer� antes de ejecutar otra unidad de obra sobre el suelo estabilizado. Se procurar� una distribuci�n uniforme del tr�fico de obra en toda la anchura de la traza.

En el caso de las estabilizaciones con cal y si se hubieran empleado para la compactaci�n rodillos cuyo peso individual fuera superior a veinticinco toneladas (25 t), el Director de las Obras podr� autorizar la puesta en obra de la siguiente capa de firme inmediatamente despu�s de la terminaci�n de la superficie, prescindiendo del curado final.

En el caso de estabilizaciones con cemento, el Director de las Obras fijar� en funci�n de los tipos, ritmos y programa de trabajo, el plazo para la extensi�n de la capa superior, que deber� ser el mayor posible, siempre que se impida la circulaci�n del tr�fico de obra sobre la capa estabilizada. En ning�n caso el plazo de extensi�n de las capas superiores ser� inferior a siete d�as (7 d).

512.6 TRAMO DE PRUEBA

Antes de iniciarse la estabilizaci�n in situ del suelo con cal o con cemento ser� preceptiva la realizaci�n de un tramo de prueba, que se realizar� con el espesor y la f�rmula de trabajo prescritos y empleando los mismos medios que vaya a utilizar el Contratista para la ejecuci�n de las obras, para comprobar la f�rmula de trabajo y el funcionamiento de los equipos necesarios, especialmente, la forma de actuaci�n del equipo de compactaci�n. Asimismo, se verificar�, mediante toma de muestras, la conformidad del suelo estabilizado con las condiciones especificadas sobre humedad, espesor de estabilizaci�n, granulometr�a, contenido de cal o de cemento y dem�s requisitos exigidos.

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares o, en su defecto, el Director de las Obras fijar� la longitud del tramo de prueba, que no podr� ser inferior a cien metros (100 m). El Director de las Obras determinar� si es aceptable su realizaci�n como parte integrante de la unidad de obra definitiva.

Adem�s, al comienzo de cada tramo homog�neo:

Asimismo, durante la ejecuci�n del tramo de prueba se analizar�n los aspectos siguientes:

A la vista de los resultados obtenidos, el Director de las Obras definir�:

512.7 ESPECIFICACIONES DE LA UNIDAD TERMINADA

512.7.1 Resistencia, densidad y capacidad de soporte

La capacidad de soporte o la resistencia y la densidad del suelo estabilizado in situ con cal o con cemento deber�n cumplir lo especificado en la tabla 512.4, seg�n el tipo de suelo y la categor�a de explanada que se pretenda conseguir.

Adicionalmente, en la capa superior de las empleadas en la formaci�n de las explanadas el valor del m�dulo de compresibilidad en el segundo ciclo de carga del ensayo de carga con placa (Ev2), seg�n la NLT-357, ser� superior al valor especificado en la tabla 512.6. La determinaci�n deber� llevarse a cabo transcurridos entre catorce d�as (14 d) y veintiocho d�as (28 d) desde la ejecuci�n.

TABLA 512.6 - VALOR MINIMO DEL MODULO DE COMPRESIBILIDAD EN EL SEGUNDO CICLO DE CARGA EN FUNCION DEL TIPO DE SUELO ESTABILIZADO

TIPO DE SUELO ESTABILIZADO S-EST1 S-EST2 S-EST3
Ev2 (MPa) 60 120 300

 

El Director de las Obras podr� autorizar la sustituci�n del ensayo descrito en la NLT-357 por otros procedimientos de control siempre que se disponga de correlaciones fiables y contrastadas entre los resultados de ambos ensayos.

512.7.2 Terminaci�n, rasante, anchura y espesor

La superficie de la capa estabilizada terminada deber� presentar un aspecto uniforme, exenta de segregaciones y de ondulaciones y con las pendientes adecuadas.

La rasante de la superficie terminada no deber� superar a la te�rica en ning�n punto, ni quedar por debajo de ella, en m�s de treinta mil�metros (30 mm) en estabilizaciones in situ de fondos de desmonte y formaci�n de n�cleos de terrapl�n. En los supuestos de estabilizaciones in situ para conseguir categor�as de explanadas E1 a E3 de las definidas en la Norma 6.1 IC de Secciones de firme, la rasante no podr� quedar por debajo de la te�rica en m�s de veinte mil�metros (20 mm).

En todos los semiperfiles se comprobar� la anchura de la capa estabilizada, que en ning�n caso deber� ser inferior, ni superar en m�s de diez cent�metros (10 cm), a la establecida en los Planos de secciones tipo.

El espesor de la capa no deber� ser inferior en ning�n punto al previsto para ella en los Planos de secciones tipo ; en caso contrario se proceder� seg�n el apartado 512.10.3.

512.7.3 Regularidad superficial

El �ndice de Regularidad Internacional (IRI), seg�n la NLT-330, de estabilizaciones in situ de capas para la formaci�n de explanadas E3 de las categor�as de tr�fico pesado T00 y T0 deber� cumplir lo fijado en la tabla 512.7.

TABLA 512.7 - �NDICE DE REGULARIDAD INTERNACIONAL (IRI)

PORCENTAJE DE HECTOMETROS IRI (dm/hm)
50 < 3,0
80 < 4,0
100 < 5,0

  512.8 LIMITACIONES DE LA EJECUCION

Salvo autorizaci�n expresa del Director de las Obras, no se permitir� la ejecuci�n de la estabilizaci�n in situ:

En los casos en los que el Director de las Obras autorice la extensi�n de la cal o del cemento en seco, su distribuci�n deber� interrumpirse cuando la fuerza del viento sea excesiva, a juicio de aqu�l, teniendo siempre en cuenta las medidas necesarias para el cumplimiento de la legislaci�n que, en materia ambiental, de seguridad laboral y de transporte y almacenamiento de materiales, estuviese vigente y respetando las limitaciones indicadas en el apartado 512.5.5.

512.9 CONTROL DE CALIDAD

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares fijar�, para cada caso, el m�todo de control, tama�o del lote y el tipo y el n�mero de ensayos a realizar. Tambi�n se establecer�n los m�todos r�pidos de control que puedan utilizarse y las condiciones b�sicas de empleo.

La realizaci�n de los ensayos in situ y la toma de muestras se realizar� en puntos previamente seleccionados mediante muestreo aleatorio, tanto en sentido longitudinal como transversal ; de tal forma que haya al menos una toma o un ensayo por cada hect�metro (1/hm).

512.9.1 Control de procedencia de los materiales

512.9.1.1 Cal

Se seguir�n las prescripciones del art�culo 200 de este Pliego.

512.9.1.2 Cemento

Se seguir�n las prescripciones del art�culo 202 de este Pliego.

512.9.1.3 Suelo

Antes de iniciar la estabilizaci�n, se identificar� cada tipo de suelo, determinando su aptitud. El reconocimiento se realizar� de la forma m�s representativa posible, mediante sondeos, calicatas u otros m�todos de toma de muestras.

De cada tipo de suelo, y sea cual fuere la cantidad que se va a estabilizar, se tomar�n como m�nimo cuatro (4) muestras, a�adi�ndose una (1) m�s por cada cinco mil metros c�bicos (5.000 m3), o fracci�n, de exceso sobre veinte mil metros c�bicos (20.000 m3) de suelo.

Sobre cada muestra se realizar�n los siguientes ensayos:

El Director de las Obras podr� ordenar la repetici�n de estos ensayos con nuevas muestras, as� como la realizaci�n de ensayos adicionales. El Director de las Obras comprobar�, adem�s, la retirada de la eventual montera del suelo y la exclusi�n de vetas no utilizables.

En el caso de que el suelo sea clasificado como tolerable seg�n los criterios del art�culo 330 de este Pliego, se realizar�n tambi�n los ensayos:

512.9.2 Control de ejecuci�n

Se desechar�n los suelos que, a simple vista, presenten restos de tierra vegetal, materia org�nica o tama�os superiores al m�ximo admisible.

Se tomar� diariamente un m�nimo de dos (2) muestras del suelo antes de mezclarlo con la cal o con el cemento, una por la ma�ana y otra por la tarde, sobre las que se determinar� su humedad natural, seg�n la UNE 103300.

Se comprobar� la eficacia de disgregaci�n pasando la disgregadora sin mezclar con el conglomerante del orden de veinte metros (20 m) una vez al d�a. Se considerar� que se mantienen los resultados de eficacia de disgregaci�n mientras no cambie el tipo de suelo o el contenido de humedad de forma significativa y se mantenga la velocidad de avance y la velocidad del rotor del equipo de disgregaci�n. La frecuencia de ensayo podr�a ser disminuida por el Director de las Obras si se observa que la eficacia de disgregaci�n es correcta y no cambia de unos d�as a otros.

Al menos dos (2) veces al d�a (ma�ana y tarde), se controlar� el funcionamiento de las boquillas de inyecci�n de la lechada de cal o de cemento. Asimismo, se controlar� diariamente el consumo efectivo de cal o de cemento con la informaci�n proporcionada por el equipo para el control del volumen de lechada a�adido. En el caso de distribuci�n en seco, se comprobar� la dotaci�n de cal o de cemento utilizada mediante el pesaje de bandejas met�licas u otros dispositivos similares colocados sobre la superficie.

Por cada lote de los definidos en 512.9.3, se tomar�n cinco (5) muestras aleatorias del suelo reci�n mezclado con la cal o con el cemento sobre las que se determinar� el �ndice CBR a siete d�as (7 d), seg�n la UNE 103502, para los suelos S-EST1 y S-EST2 o la resistencia a compresi�n simple, seg�n la NLT-305, para los suelos S-EST3. En ambos casos, las probetas se confeccionar�n seg�n el procedimiento descrito en la NLT-310, con la densidad exigida en obra.

Por cada diez mil metros c�bicos (10 000 m3) de suelo estabilizado in situ con cal o con cemento o una (1) vez a la semana, si se estabilizara una cantidad menor, se realizar� un ensayo Proctor modificado de la mezcla, seg�n la UNE 103501.

En el caso de que el suelo original hubiera presentado hinchamiento o colapso en los ensayos mencionados en el apartado 512.9.1.3, por cada cuarenta y cinco mil metros c�bicos (45 000 m3) de suelo estabilizado in situ con cal o con cemento o una (1) vez al mes, si se estabilizara una cantidad menor, se realizar� un (1) ensayo de colapso, seg�n la NLT-254 y un (1) ensayo de hinchamiento seg�n la UNE 103601. Estos ensayos se realizar�n a la edad que fije el Director de las Obras a la vista de los resultados de los ensayos descritos en el apartado 512.3.

El Director de las Obras podr� reducir la frecuencia de ensayos a la mitad (1/2) si considerase que los materiales son suficientemente homog�neos, o si en el control de recepci�n de la unidad terminada (apartado 512.9.3) se hubieran aprobado diez (10) lotes consecutivos.

Se realizar�n determinaciones de humedad y de densidad en emplazamientos aleatorios, con una frecuencia m�nima de siete (7) por cada lote de los definidos en 512.9.3. En el caso de que se empleen sondas nucleares u otros m�todos r�pidos de control, �stos habr�n sido convenientemente contrastados y calibrados en la realizaci�n del tramo de prueba, con los ensayos de determinaci�n de humedad natural, seg�n la UNE 103300, y de densidad in situ, seg�n la UNE 103503. Sin perjuicio de lo anterior ser� preceptivo que la calibraci�n y contraste de estos equipos con los ensayos UNE 103300 y UNE 103503 se realice peri�dicamente durante la ejecuci�n de las obras, en plazos no inferiores a quince d�as (15 d), ni superiores a treinta d�as (30 d).

En caso de que las densidades obtenidas fuesen inferiores a las especificadas se proseguir� el proceso de compactaci�n hasta alcanzar los valores prescritos, lo que s�lo ser�a posible en el caso de las estabilizaciones con cemento si se estuviera dentro del plazo de trabajabilidad.

Durante la ejecuci�n de las obras se comprobar� con la frecuencia necesaria, a juicio del Director de las Obras:

Se realizar� como m�nimo un (1) control diario de la dotaci�n de emulsi�n bituminosa empleada para el riego de curado o protecci�n y, en su caso, del �rido de cobertura, de acuerdo con lo especificado en el art�culo 532 de este Pliego.

512.9.3 Control de recepci�n de la unidad terminada

Si durante la construcci�n apareciesen defectos localizados, tales como blandones, se corregir�n antes de iniciar el muestreo.

Se considerar� como lote de recepci�n, que se aceptar� o rechazar� en bloque, al menor que resulte de aplicar los cuatro (4) criterios siguientes a una (1) sola capa de suelo estabilizado in situ con cal o con cemento:

Se asignar�n a cada lote de recepci�n las probetas fabricadas durante el control de ejecuci�n que le correspondan. En los puntos donde se realice el control de la compactaci�n, se determinar� el espesor de la capa de suelo estabilizado in situ con cal o con cemento.

Se comparar� la rasante de la superficie terminada con la te�rica establecida en los Planos del Proyecto, en el eje, quiebros de peralte si existieran, y bordes de perfiles transversales cuya separaci�n no exceda de la mitad de la distancia entre los perfiles del Proyecto. En todos los semiperfiles se comprobar� la anchura de la capa.

La regularidad superficial de la capa ejecutada se comprobar� mediante el �ndice de Regularidad Internacional (IRI), seg�n la NLT-330, que deber� cumplir lo especificado en la tabla 512.7.

Adem�s de lo anterior cuando se trate de capas de coronaci�n de explanadas y para las categor�as de tr�fico pesado T00 a T2, se exigir� la deflexi�n patr�n m�xima (Norma 6.3 IC de Rehabilitaci�n de firmes), medida entre los catorce (14) y veintiocho d�as (28 d), desde su puesta en obra, de acuerdo con lo indicado en la tabla 512.8.

TABLA 512.8 - DEFLEXION PATRON (*)

CATEGORIA DE EXPLANADA E1 E2 E3
Deflexi�n patr�n (10-2 mm) 250 200 125

 

(*) Valor probable de la capacidad de soporte de la explanada, dentro del campo de variaci�n debido a los cambios de humedad

512.10 CRITERIOS DE ACEPTACION O RECHAZO DEL LOTE

512.10.1 Densidad

Por cada lote, la densidad media obtenida no deber� ser inferior a la especificada en la tabla 512.4 y no m�s de dos (2) muestras podr�n presentar resultados individuales inferiores en dos (2) puntos porcentuales a la densidad especificada.

Los ensayos de determinaci�n de la humedad tendr�n car�cter indicativo y no constituir�n, por s� solos, base para la aceptaci�n o el rechazo.

En el caso de que la densidad media obtenida fuera inferior al valor especificado en la tabla 512.4, se proceder� de la siguiente manera:

512.10.2 Resistencia

Para cada lote, la media de los �ndices CBR o de la resistencia a compresi�n simple, seg�n el tipo de suelo estabilizado, no deber� ser inferior al valor especificado en la tabla 512.4, y ning�n resultado individual podr� ser inferior a dicho valor en m�s de un veinte por ciento (20 %).

En el caso de que la media de los �ndices CBR o de la resistencia fuera inferior al valor especificado, se proceder� de la siguiente manera:

512.10.3 Espesor

El espesor medio obtenido no deber� ser inferior al especificado en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares o en los Planos de secciones tipo. No m�s de dos (2) individuos de la muestra ensayada del lote presentar�n resultados que bajen del especificado en un diez por ciento (10%).

En el caso de que el espesor medio obtenido sea inferior al especificado, se proceder� de la siguiente manera:

No se permitir� en ning�n caso el recrecimiento en capa delgada.

512.10.4 Rasante

Las diferencias de cota entre la superficie obtenida y la te�rica establecida en los Planos del Proyecto no exceder�n de las tolerancias especificadas en el apartado 512.7.2, ni existir�n zonas que retengan agua. Cuando la tolerancia sea rebasada por defecto y no existan problemas de encharcamiento, el Director de las Obras podr� aceptar la superficie siempre que la capa superior a ella compense la merma con el espesor adicional necesario, sin incremento de coste para la Administraci�n. Cuando la tolerancia sea rebasada por exceso, este se corregir� por cuenta del Contratista, siempre que esto no suponga una reducci�n del espesor de la capa por debajo del valor especificado en los Planos.

512.10.5 Regularidad superficial

Los resultados de la medida de la regularidad superficial de la capa acabada no exceder�n de los l�mites establecidos en el apartado 512.7.3. Si no ocurriese as�, se proceder� de la siguiente manera:

512.11 MEDICION Y ABONO

Tanto la cal como el cemento empleados en la estabilizaci�n in situ de suelos se abonar� por toneladas (t) realmente empleadas, obtenidas multiplicando la medici�n obtenida de suelo estabilizado por la dosificaci�n media deducida del control de dosificaci�n de cada lote.

La ejecuci�n del suelo estabilizado in situ con cal o con cemento se abonar� por metros c�bicos (m3) de material estabilizado, los cuales se obtendr�n como producto de la superficie realmente estabilizada, medida sobre el terreno, por el espesor medio de estabilizaci�n deducido de los ensayos de control. No ser�n de abono las creces laterales.

La aplicaci�n del ligante bituminoso para el riego de curado, as� como el eventual �rido de protecci�n superficial, incluida su extensi�n y apisonado, se abonar� por toneladas (t) realmente empleadas en obra.

512.12 ESPECIFICACIONES TECNICAS Y DISTINTIVOS DE CALIDAD

El cumplimiento de las especificaciones t�cnicas obligatorias requeridas a los productos contemplados en este art�culo se podr� acreditar por medio del correspondiente certificado que, cuando dichas especificaciones est�n establecidas exclusivamente por referencia a normas, podr� estar constituido por un certificado de conformidad a dichas normas.

Si los referidos productos disponen de una marca, sello o distintivo de calidad que asegure el cumplimiento de las especificaciones t�cnicas obligatorias de este art�culo, se reconocer� como tal cuando dicho distintivo est� homologado por la Direcci�n General de Carreteras del Ministerio de Fomento.

El certificado acreditativo del cumplimiento de las especificaciones t�cnicas obligatorias de este art�culo podr� ser otorgado por las Administraciones P�blicas competentes en materia de carreteras, la Direcci�n General de Carreteras del Ministerio de Fomento (seg�n el �mbito) o los Organismos espa�oles -p�blicos y privados- autorizados para realizar tareas de certificaci�n o ensayos en el �mbito de los materiales, sistemas y procesos industriales, conforme al Real Decreto 2200/95, de 28 de diciembre.

NORMAS REFERIDAS EN ESTE ARTICULO
A la pagina inicial del PG-3 A la pagina inicial de WWW.CARRETERAS:ORG