PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS GENERALES PARA OBRAS DE CARRETERAS Y PUENTES

 

(REDACCION DADA EN LA O.C. 297/1988.
Conforme se indica en la nota colocada en la ORDEN FOM/891/2004 no tenemos totalmente claro la vigencia de este art�culo)

(Formato PDF

533 TRATAMIENTOS SUPERFICIALES MEDIANTE RIEGOS CON GRAVILLA

533.1.- DEFINICION

Se define como tratamiento superficial mediante riegos con gravilla la aplicaci�n de una (1) o varias manos de un ligante hidrocarbonado sobre una superficie, complementada(s) por una (1) o varias extensiones de �rido.

Sin perjuicio de que el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares prevea otros tipos sancionados por la experiencia, distinguir�n los siguientes tres (3) tipos de riego con gravilla:

533.2.- MATERIALES

533.2.1.- Ligante hidrocarbonado

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares fijar� el ligante hidrocarbonado a emplear.

Podr� mejorarse el ligante mediante la adici�n de activantes, polimeros o cualquier otro producto sancionado por la experiencia. En tales casos el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras deber� establecer el tipo de adici�n y las especificaciones que deber� cumplir el ligante mejorado.

533.2.2.- Aridos

533.2.2.1. - Condiciones generales

Los �ridos se obtendr�n triturando piedra de cantera o grava natural, y se producir�n o suministrar�n en fracciones granulom�tricas diferenciadas, las cuales se acopiar�n y manejar�n por separado.

El Pliego de prescripciones t�cnicas establecer� la proporci�n m�nima de part�culas que presenten dos (2) o m�s caras de fractura, seg�n la norma NLT 358/87.

533.2.2.2.- Limpieza

El �rido deber� estar exento de terrones de arcilla, materia vegetal, marga u otras materias extra�as. Su coeficiente de limpieza, seg�n la norma NLT-172/86, deber� ser inferior al limite fijado por el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares. De no cumplirse esta prescripci�n el Director de las obras podr� exigir el lavado del �rido y una nueva comprobaci�n.

533.2.2.3.- Calidad

El m�ximo valor del coeficiente de desgaste Los Angeles del �rido grueso, seg�n la norma NLT-149/72, ser� fijado por el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares.

El m�nimo valor del coeficiente de pulido acelerado, seg�n las normas NLT-174/72 y NLT-175/72, ser� fijado por el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares.

533.2.2.4.- Forma

El �ndice de lajas, seg�n la norma NLT-354/74, ser� inferior al valor fijado en el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares.

533.2.2.5.- Adhesividad

Salvo especificaci�n contraria del Pliego de prescripciones t�cnicas particulares, se considerar� que la adhesividad es suficiente cuando simult�neamente:

Podr� mejorarse la adhesividad del �rido elegido mediante activantes o cualquier otro producto sancionado por la experiencia, o mediante m�todos tales como su precalentamiento o su pre-envuelta con un ligante hidrocarbonado. En tales casos, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras establecer� el tipo de adici�n o las especificaciones que tendr�n que cumplir dichos m�todos y, en todo caso, las correspondientes a los �ridos resultantes.

533.2.2.6.- Humedad

En el momento de su extensi�n la humedad del �rido no deber� ser tal, que perjudique su adhesividad con el ligante bituminoso empleado.

533.2.2.7.- Granulometria

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares fijar� el huso al que deber� ajustarse la curva granulom�trica del �rido, de entre los que se indican en las tablas 533.1 y 533.2.

TABLA 533.1
GRANULOMETRIA NORMAL

CEDAZOS Y TAMICES UNE CERNIDO PONDERAL ACUMULADO (% en masa)
A 20/10 A 13/7 A 10/5 A 6/3 A 5/2
25 100        
20 90-100 100      
12,5 0-30 90-100 100    
10 0-15 20-55 90-100 100  
6,3 - 0-15 10-40 90-100 100
5 0-5 - 0-15 20-55 90-100
3,2 - 0-5 - 0-15 10-40
2,5 - - 0-5 - 0-15
1,25 - - - 0-5 -
630 mm - - - - 0-5


TABLA 533.2
GRANULOMETRIA ESPECIAL

CEDAZOS Y TAMICES UNE CERNIDO PONDERAL ACUMULADO (% en masa)
AE 20/10 AE 13/7 AE 10/5 AE 6/3 AE 5/2
25 100        
20 85-100 100      
12,5 0-20 85-100 100    
10 0-7 0-30 85-100 100  
6,3 - 0-7 0-25 85-100 100
5 0-2 - 0-7 0-30 85-100
3,2 - 0-2   0-10 0-25
2,5     0-2 - 0-10
1,25       0-2  
630 mm         0-2

533.3.- TIPO, DOTACION Y CARACTERISTICAS DEL TRATAMIENTO SUPERFICIAL

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares establecer�:

El tratamiento superficial mediante riegos con gravilla deber� tener un aspecto y textura uniformes, estar exento de defectos localizados como exudaciones de ligante y desprendimientos de �ridos. La textura conseguida deber� proporcionar un coeficiente de resistencia al deslizamiento, seg�n la norma NLT-175/73, no inferior a sesenta y cinco cent�simas (0,65).

533.4.- EQUIPO NECESARIO PARA LA EJECUCION DE LAS OBRAS

533.4.1.- Equipo para la aplicaci�n del ligante hidrocarbonado

Ir� montado sobre neum�ticos y deber� ser capaz de aplicar la dotaci�n de ligante especificada, a la temperatura aprobada por el Director de las obras. El dispositivo regador proporcionar� una adecuada uniformidad transversal, a juicio del Director de. las obras, y deber� permitir la recirculaci�n en vac�o del ligante.

Para puntos inaccesibles al equipo y para retoques se podr� emplear una lanza de mano, aprobada por el Director de las obras.

Si fuere necesario calentar el ligante, el equipo estar� dotado de un adecuado sistema de calefacci�n de la cisterna, la cual deber� estar, calorifugada. En todo caso, la bomba de impulsi�n del ligante deber� estar provista de un indicador de presi�n. Tambi�n deber� estar provisto el equipo de un term�metro para el ligante, cuyo elemento sensor no podr� estar situado en las proximidades de un un elemento calentador, y de un veloc�metro directamente visible por el conductor.

Previamente a la aplicaci�n del ligante hidrocarbonado se comprobar� el estado de los difusores del equipo, asegur�ndose el Director de las obras de que su funcionamiento es correcto, el �ngulo de inclinaci�n y la altura sobre el pavimento son los adecuados, y no existen obstrucciones, fugas, ni goteos.

533.4.2.- Equipo para la extensi�n del �rido

Se utilizar�n extendedoras mec�nicas, incorporadas a un cami�n o autopropulsadas, seg�n indique el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares. En cualquier caso, el equipo utilizado proporcionar� una adecuada y homog�nea repartici�n del �rido.

533.4.3.- Equipo de apisonado

Se emplear�n preferentemente compactadores de neum�ticos: el Director de las obras fijar� la presi�n de inflado. S�lo como compactadores auxiliares en riegos monocapa doble engravillado o bicapa, y previa autorizaci�n del Director de las obras, podr�n utilizarse rodillos ligeros de llanta met�lica, cuidando de que no se produzca la rotura del �rido.

El numero de compactadores ser� suficiente para efectuar el apisonado de manera continua, sin interrupciones ni retrasos.

Todos los tipos de compactadores deber�n ser autopropulsados y estar dotados de dispositivos para la limpieza de sus llantas o neum�ticos durante la compactaci�n, as� como de inversores de marcha de acci�n suave. Se cuidar� de que todos los elementos de apisonado est�n limpios.

En lugares inaccesibles para los compactadores se emplear�n pisones mec�nicos u otros medios aprobados previamente por el Director de las obras, los cuales deber�n lograr resultados an�logos a los obtenidos por aqu�llos.

533.4.4.- Equipo de barrido

Se emplear�n barredoras mec�nicas de cepillo, dotadas o no de un dispositivo de aspiraci�n, recomend�ndose lo primero en zona urbana y en v�as de elevada velocidad de circulaci�n.

Podr�n utilizarse escobas de mano en los lugares inaccesibles a los equipos mec�nicos.

533.5.- EJECUCION DE LAS OBRAS

533.5.1.- Estudio de la f�rmula de trabajo

El riego con gravilla no deber� iniciarse hasta que se haya aprobado por el Director de las obras la correspondiente f�rmula de trabajo, la cual se�alar�:

Las dotaciones de cada mano de ligante hidrocarbonado, de cada fracci�n de �rido y, en su caso, de las adiciones deber�n fijarse bas�ndose principalmente en la experiencia obtenida en casos an�logos, y a la vista de:

Si la marcha de las obras lo aconseja, el Director de las obras podr� corregir la f�rmula de trabajo, justific�ndolo debidamente mediante un nuevo estudio y los ensayos oportunos. Se estudiar� y aprobar� otra f�rmula de trabajo en el caso de que var�e la procedencia de alguno de los componentes del riego con gravilla.

533.5.2.- Preparaci�n de la superficie existente

Se comprobar�n la regularidad superficial y estado de la superficie sobre la que se vaya a efectuar el riego con gravilla. El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras deber� indicar las medidas encaminadas a restablecer una regularidad superficial aceptable y, en su caso, reparar las zonas da�adas.

En el caso de que dicha superficie estuviera constituida por un pavimento hidrocarbonado heterog�neo se deber�n, adem�s, eliminar los excesos de ligante y sellar las zonas demasiado permeables, seg�n las instrucciones del Director de las obras. Si la superficie fuera granular o tratada con conglomerantes hidr�ulicos, sin pavimento hidrocarbonado, se ejecutar� un riego de imprimaci�n seg�n el articulo 530 del presente Pliego. Si la superficie fuera de hormig�n compactado, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares podr� prever o, en su defecto, el Director de las obras ordenar la ejecuci�n de un riego de imprimaci�n seg�n el articulo 530 del presente Pliego. Si la superficie fuera de hormig�n vibrado no ser�n necesarios riegos previos.

Inmediatamente antes de proceder a aplicar la primera o �nica mano del ligante hidrocarbonado se limpiar� la superficie que haya de recibirlo de polvo, suciedad, barro seco, materia suelta o que pueda ser perjudicial, por medio de agua a presi�n o con un en�rgico barrido. Se cuidar� especialmente de limpiar los bordes de la zona a tratar, sobre todo junto a eventuales acopios de �ridos que deber�n, si es preciso, ser retirados antes del barrido para no entorpecerlo y evitar su contaminaci�n.

533.5.3. Acopio de �ridos

El �rido se almacenar� en acopios. Donde �stos se dispongan sobre terreno natural, no se utilizar�n sus quince cent�metros (15 cm) inferiores. Se tomar�n las medidas oportunas para evitar su segregaci�n y contaminaci�n.

Cuando se detecten anomal�as en el suministro de los �ridos se acopiar�n por separado hasta confirmar su aceptabilidad. Esta misma medida se aplicar� cuando se autorice el cambio de procedencia del �rido.

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras fijar� el volumen m�nimo de acopios exigible.

533.5.4.- Primera o �nica mano de ligante hidrocarbonado

La aplicaci�n del ligante hidrocarbonado se har� con la dotaci�n y a la temperatura previstas en la f�rmula de trabajo. de manera uniforme y evitando la duplicaci�n de la dotaci�n en las juntas transversales de trabajo. Para ello se colocar�n tiras de papel u otro material bajo los difusores en aquellas zonas de la superficie donde comience o se interrumpa el riego.

Se proteger�n, para evitar mancharlos de ligante, cuantos elementos constructivos o accesorios tales corno bordillos, vallas, balizas, �rboles, etc., puedan sufrir este efecto.

533.5.5.- Primera extensi�n de �rido

La extensi�n del �rido se realizar� de manera uniforme y con la dotaci�n prevista en la f�rmula de trabajo, de manera que se evite el contacto de las ruedas del equipo de extensi�n con el ligante sin cubrir. Salvo que el equipo para la aplicaci�n del ligante hidrocarbonado tuviera dispositivos para asegurar la uniformidad de su reparto transversal junto a los bordes, donde aqu�lla se realice por franjas el �rido se extender� de forma que quede sin cubrir una banda de unos veinte cent�metros (20 cm) de la franja regada junto a la que todav�a no lo haya sido, para conseguir un ligero solape al aplicar el ligante en esta ultima.

En los riegos monocapa doble engravillado o bicapa, los excesos de dotaci�n de �rido podr�n dar lugar al rechazo del trabajo ejecutado.

533.5.6.- Primer apisonado del �rido

Inmediatamente despu�s de la extensi�n del primer �rido, en riegos bicapa se proceder� a su apisonado; en riegos monocapa doble engravillado, se proceder� a un apisonado auxiliar siempre que lo ordene el Director de las obras. El apisonado se ejecutar� longitudinalmente comenzando por el borde inferior, progresando hacia el centro y solap�ndose cada pasada con la anterior.

533.5.7.- Segunda mano de ligante hidrocarbonado

En el caso de riegos con gravilla bicapa, la segunda mano de ligante hidrocarbonado se aplicar�, con la dotaci�n y a la temperatura aprobadas previstas en la f�rmula de trabajo, de la misma forma que la primera.

533.5.8.- Segunda extensi�n del �rido

En el caso de riegos con gravilla bicapa o monocapa doble engravillado, la segunda extensi�n y apisonado del �rido se realizar�n, con la dotaci�n prevista en la f�rmula de trabajo, de la misma forma que la primera.

533.5.9. Apisonado final del �rido

Inmediatamente despu�s de la extensi�n del ultimo �rido se proceder� a su apisonado, que se ejecutar� longitudinalmente, comenzando por el borde inferior, progresando hacia el centro y solap�ndose cada pasada con la anterior hasta obtener una superficie lisa y estable.

El apisonado mediante compactadores se complementar� con el trabajo manual necesario para la correcci�n de todos los defectos e irregularidades que se puedan presentar.

533.5.10.- Eliminaci�n del �rido no adherido

Una vez terminado el apisonado del �rido, y transcurrido el plazo necesario para que el ligante utilizado en el riego alcance una cohesi�n suficiente, a juicio del Director de las obras, para resistir la acci�n de la circulaci�n normal de veh�culos, deber� eliminarse todo exceso de �rido que haya quedado suelto sobre la superficie antes de permitir dicha circulaci�n. La forma en que se efect�e esta eliminaci�n deber� ser fijada por el Director de las obras.

En los quince (15) d�as siguientes a la apertura a la circulaci�n, y salvo orden en contrario del Director de las obras, se realizar� un barrido definitivo del �rido que no est� adherido.

533.5.11.- Tramo de prueba

Siempre que lo establezca el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares se realizar� un tramo de prueba previamente al tratamiento superficial mediante riegos con gravilla. Para ello se construir�n una (1) o varias secciones de ensayo, de anchura y longitud adecuadas, y en ellas se comprobar� la dotaci�n definitiva de ligante hidrocarbonado y �rido, as� como el funcionamiento de los equipos para la aplicaci�n del ligante, la extensi�n del �rido, su apisonado y barrido.

El Director de las obras determinar� si es aceptable la realizaci�n del tramo de prueba como parte integrante de la obra en construcci�n.

A la vista de los resultados obtenidos, el Director de las obras definir�:

En el segundo caso, el Constructor deber� proponer nuevos equipos, o incorporar equipos suplementarios o sustitutorios, o deber� modificarse la f�rmula de trabajo.

533.6.- LIMITACIONES DE LA EJECUCION

Los tratamientos superficiales mediante riegos con gravilla se realizar�n cuando la temperatura ambiente sea superior a diez grados (10�C) y no exista fundado temor de precipitaciones atmosf�ricas. No obstante, si la temperatura ambiente tuviera tendencia a aumentar o el ligante hidrocarbonado empleado no fuera un bet�n asf�ltico, el l�mite anterior podr� rebajarse a cinco grados (5�C).

No se realizar�n riegos con gravilla sobre superficies mojadas, salvo que se utilicen emulsiones bituminosas, ligantes mejorados, o activantes.

La extensi�n del �rido deber� realizarse antes de que haya transcurrido, desde la aplicaci�n del ligante hidrocarbonado, el plazo m�ximo fijado por el Director de las obras. El apisonado del �rido deber� quedar terminado antes de veinte (20) minutos de iniciada su extensi�n si el ligante utilizado fuera bet�n asf�ltico, o treinta (30) minutos si fuera emulsi�n bituminosa o bet�n fluxado.

La segunda mano de ligante hidrocarbonado se aplicar� inmediatamente despu�s de extendido y, en su caso, apisonado el primer �rido.

533.7.- SEGURIDAD

Siempre que sea posible deber� evitarse la circulaci�n sobre un tratamiento superficial reci�n ejecutado, por lo menos durante las veinticuatro horas (24 h) que sigan a su terminaci�n. Si ello no fuera factible, deber� limitarse la velocidad a cuarenta kil�metros por hora (40 km/h), y avisar del peligro representado por la proyecciones de �rido.

533.8.- MEDICION Y ABONO

El ligante hidrocarbonado empleado en tratamientos superficiales mediante riegos con gravilla se abonar� por toneladas (t), deducidas como producto de la superficie tratada, medida sobre el terreno con arreglo a la secci�n-tipo de los Planos, por la dotaci�n media de ligante, deducida de los ensayos de control. El abono incluir� el de la preparaci�n de la superficie existente y el de la aplicaci�n del ligante hidrocarbonado.

Los �ridos empleados en tratamientos superficiales mediante riegos con gravilla se abonar�n por toneladas (t), deducidas como producto de la superficie tratada, medida sobre el terreno con arreglo a la secci�n-tipo de los Planos, por la dotaci�n media de cada �rido, deducida de los ensayos de control. El abono incluir� el de su extensi�n, apisonado y eliminaci�n del �rido no adherido.

533.9.- CONTROL DE CALIDAD

533.9.1.- Control de procedencia

El suministrador del ligante hidrocarbonado y, en su caso, de las adiciones deber� proporcionar un certificado de calidad, en el que figuren su tipo y denominaci�n, as� como la garant�a de que cumple las condiciones exigidas en el articulo correspondiente de los Pliegos de prescripciones t�cnicas o, en su caso por el Director de las obras.

De cada procedencia del �rido y para cualquier volumen de producci�n previsto se tomar� un m�nimo de cuatro (4) muestras, seg�n la norma NLT-148/72, y de cada una de ellas se determinar�:

El Director de las obras podr� ordenar la repetici�n de estos ensayos sobre nuevas muestras, siempre que sospeche variaciones en el material, y la realizaci�n de los siguientes ensayos adicionales:

El Director de las obras comprobar�, adem�s, la retirada de la eventual montera en la extracci�n de los �ridos, la exclusi�n de la misma de vetas no utilizables, y la adecuaci�n de los sistemas de trituraci�n y clasificaci�n.

533.9.2.- Control de recepci�n

Por cada cuarenta toneladas (40 t), o por cada partida suministrada si �sta fuere de menor cantidad, de ligante hidrocarbonado se tomar�n muestras seg�n la norma NLT-121/86 y se realizar�n los siguientes ensayos:

a) Si el ligante hidrocarbonado fuera una emulsi�n bituminosa:

b) Si el ligante hidrocarbonado fuera un bet�n asf�ltico:

c) Si el ligante hidrocarbonado fuera un bet�n fluxado:

Por cada setenta toneladas (70 t), o fracci�n, de �rido de cada procedencia aceptada se realizar�n los siguientes ensayos:

Por cada mil quinientas toneladas (1500 t), o fracci�n, de �rido de cada procedencia aceptada se realizar�n los siguientes ensayos:

Con independencia de lo anteriormente establecido, cuando el Director de las obras lo estime conveniente se llevar�n a cabo las series de ensayos necesarios para la comprobaci�n de las dem�s caracter�sticas rese�adas en los Pliegos de prescripciones t�cnicas.

533.9.3.- Control de ejecuci�n

Se considerar� como "lote", que se aceptar� o rechazar� en bloque, al menor que resulte de aplicar los tres (3) criterios siguientes:

El Director de las obras podr� autorizar la modificaci�n de la definici�n de "lote" como la superficie tratada por una (1) sola carga del equipo para la aplicaci�n del ligante hidrocarbonado o del �rido.

Las dotaciones de ligante hidrocarbonado y �ridos se comprobar�n mediante el pesaje de bandejas o chapas met�licas, u hojas de papel u otro material, colocadas sobre la superficie del lote durante la ejecuci�n del tratamiento superficial en no menos de cinco (5) puntos aleatoriamente situados de forma que haya al menos uno (1) por cada hect�metro (hm). En cada una de estas bandejas, chapas u hojas se determinar� la dosificaci�n de ligante residual, seg�n la norma NLT-353/86. El Director de las obras podr� autorizar la comprobaci�n de las dotaciones medias de ligante hidrocarbonado y �ridos por otros medios

En otros cinco (5) puntos del lote, situados aleatoriamente de forma que haya al menos uno por hect�metro (1/hm), se realizar�n ensayos de resistencia al deslizamiento, seg�n la norma NLT-175/73, despu�s de dos (2) meses de ejecutado el tratamiento superficial.

533.9.4.- Criterios de aceptaci�n o rechazo

La dotaci�n media, tanto de ligante residual como de �ridos, del tratamiento superficial mediante riegos con gravilla no deber� diferir de la prevista en la f�rmula de trabajo en m�s de un quince por ciento (15 %). No m�s de un (1) individuo de la muestra ensayada podr� presentar resultados que excedan de los limites fijados en dicha f�rmula.

El resultado medio del ensayo de resistencia al deslizamiento no deber� ser inferior al valor previsto en el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares. No m�s de un (1) individuo de la muestra ensayada podr� presentar resultados inferiores a dicho valor en m�s de cinco cent�simas (0,05).

El Director de las obras determinar� las medidas a adoptar con los lotes que no cumplan los criterios anteriores.


PRESCRIPCIONES SOBRE RIEGOS CON GRAVILLA QUE DEBEN FIGURAR EN EL PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS PARTICULARES

Apartado 533.1 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares podr� prever tipos de riego con gravilla, sancionados por la experiencia, distintos de los que distingue el Pliego de prescripciones t�cnicas generales.

La utilizaci�n de riegos con gravilla para las categor�as de tr�fico pesado T0, T1 y T2 previstas en la Norma 6.1-IC exigir� que en el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares se extremen las exigencias en relaci�n con calidad de materiales, equipo y ejecuci�n.

Apartado 533.2.1 del Pliego de prescripciones t�cnicas generales

El tipo de ligante hidrocarbonado a emplear fijado por el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares, salvo justificaci�n en contrario, deber� estar incluido entre los que a continuaci�n se indican:

Se recomienda elegir el ligante hidrocarbonado en funci�n de la categor�a de tr�fico pesado prevista en la Norma 6.1-IC, seg�n la tabla 533.1P.

TABLA 533.1P

TIPO DE LIGANTE HIDROCARBONADO CATEGORIA DE TRAFICO PESADO
T2 T3, T4 y arcenes
Betunes asf�lticos - B 150/200
Betunes fluxados - FX 175 y FX 200
Emulsiones cationicas ECR1, ECR2 y ECR3
Emulsiones anionicas EAR1 y EAR2

NOTA: En las zonas clim�ticas c�lidas definidas en la norma 6.1-IC se recomienda el empleo de emulsiones bituminosas con residuos de destilaci�n m�s duros (letra d).

En v�as de categor�a de tr�fico pesado T0 y T1 se recomienda el empleo de ligantes hidrocarbonados de reologia modificada. En este caso el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares especificar� sus caracter�sticas.

En el caso de que se mejore el ligante mediante la adici�n de activantes, polimeros o cualquier otro producto sancionado por la experiencia, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras establecer� el tipo de adici�n y las especificaciones que deber� cumplir el ligante mejorado.

Apartado 533.2.2.1 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

En funci�n de las categor�as de tr�fico pesado previstas en la Norma 6.1-IC, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares fijar� a la proporci�n de part�culas del �rido que presenten dos (2) o m�s caras de fractura los limites reflejados en la tabla 533.2P:

TABLA 533.2P

PROPORCION MINIMA (%)
DE PARTICULAS CON DOS O MAS CARAS
DE FRACTURA (NLT-358/87)
CATEGORIA DE TRAFICO PESADO
T0 y T1 T2 T3, T4 y arcenes
100 90 75

Apartado 533.2.2.2 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

En funci�n de las categor�as de tr�fico pesado previstas en la Norma 6.1-IC, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares fijar� al coeficiente de limpieza del �rido los limites reflejados en la tabla 533.3P:

TABLA 533.3P

VALOR MAXIMO DEL COEFICIENTE DE LIMPIEZA (NLT-176/86) CATEGORIA DE TRAFICO PESADO
T0 y T1 T2, T3, T4 y arcenes
0,5 1,0

Apartado 533.2.2.3 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

En funci�n de las categor�as de tr�fico pesado previstas en la Norma 6.1-IC, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares fijar� a la calidad del �rido los limites reflejados en la tabla 533.4P.

Apartado 533.2.2.4 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

En funci�n de las categor�as de tr�fico pesado previstas en la Norma 6.1-IC, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares fijar� al �ndice de lajas los limites reflejados en la tabla 533.5P.

TABLA 533.4P

CALIDAD CATEGORIA DE TRAFICO PESADO
T0 T1 T2 T3 y T4
COEFICIENTE MAXIMO DESGASTE LOS ANGELES (NLT-149/72) 15 20 30
COEFICIENTE MINIMO PULIDO ACELERADO (NLT-174/72) 0,50 0,45 0,40

NOTA: Estas condiciones no ser�n exigibles en arcenes.

TABLA 533.5P

VALOR MAXIMO
DEL INDICE DE LAJAS
NLT-354/74)
CATEGORIA DE TRAFICO PESADO
T0 y T1 T2 T3, T4 y arcenes
20 25 30

Apartado 533.2.2.5 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares podr� modificar las prescripciones sobre adherencia del �rido que figuran en el de prescripciones t�cnicas generales, justific�ndolo debidamente.

Si se mejorase la adhesividad del �rido elegido mediante activantes o cualquier otro producto sancionado por la experiencia, o mediante m�todos tales como su precalentamiento o su pre-envuelta con un ligante hidrocarbonado, el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras establecer� el tipo de adici�n o las especificaciones que tendr�n que cumplir dichos m�todos y, en todo caso, las correspondientes a los �ridos resultantes: estas �ltimas no deber�n ser menos exigentes que las prescripciones del Pliego de prescripciones t�cnicas generales.

Apartado 533.2.2.7 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares fijar� el huso al que deber� ajustarse la curva granulom�trica del �rido, de entre los que se indican en las tablas 533.1 y 533.2 del Pliego de prescripciones t�cnicas generales. Los �ridos de granulometria uniforme especial, al ser de mejor calidad, deber�n emplearse obligatoriamente para las categor�as de tr�fico pesado T0 y T1 previstas en la norma 6 .1-IC.

Apartado 533.3 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares establecer�:

Salvo justificaci�n en contrario, las dotaciones medias fijadas por el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares y reflejadas en las Mediciones del Presupuesto ser�n las se�aladas en las tablas 533.6P, 533.7P y 533.8P.

TABLA 533.6P
RIEGOS CON GRAVILLA MONOCAPA

ARIDO LIGANTE HIDROCARBONADO
TIPO DOTACION (*) (l/m2) B 150/200
FX 350
FX 175
ECR 3
EAR2-ECR2
ECR 3
EAR 1
ECR 1
DOTACION DE LIGANTE RESIDUAL (kg/m2)
A 20/10 12-14 1,4 -
A 13/7 8-10 - 1,1 -
A 10/5 6-8 - 0,8
A 6/3 5-7 - 0,6
A 5/2 4-6 - 0,5
AE 20/10 12-14 1,4 -
AE 13/7 8-10 - 1,1 -
AE 10/5 6-8 - 0,8
AE 6/3 5-7 - 0,6

(*) NOTA: Se tender� al limite superior del intervalo cuanto mejor sea la forma del �rido y mayor su tama�o medio dentro del huso; y al l�mite inferior en caso contrario.

TABLA 533.7P
RIEGOS CON GRAVILLA MONOCAPA DOBLE ENGRAVILLADO

APLICACION ARIDO LIGANTE
TIPO DOTACION (*) (l/m2) TIPO DOTACION RESIDUAL (kg/m2)
1� AE 13/7 7-9 FX-350
ECR-3
1,1
2� AE 5/2 4-6
1� AE 20/10 11-13 FX-350
B 150/200
1,6
2� AE 6/3 5-7

(*) NOTA: Se tender� al l�mite superior del intervalo cuanto mejor sea la forma del �rido y mayor su tama�o medio dentro del huso; y al limite inferior en caso contrario.

TABLA 533.8P
RIEGOS CON GRAVILLA BICAPA

APLICACION ARIDO LIGANTE
TIPO DOTACION (*) (l/m2) TIPO DOTACION RESIDUAL (**) (kg/m2)
1�
2�
A 20/10
A 6/3
12-14
5-7
FX-350 FX-175
EAR2
ECR2
ECR3

 

1,4
0,7
1�
2�
A 13/7
A 5/2
8-10
4-6
1,0
0,5
1�
2�
AE 20/10
AE 6/3
12-14
5-7
1,4
0,7
1�
2�
AE 13/7
AE 5/2
8-10
4-6
1,0
0,5
1�
2�
AE 10/5
AE 5/2
6-8
4-6
EAR1 EAR2
ECR1 ECR2 ECR3
0,7
0,5

(*) NOTA: Se tender� al l�mite superior del intervalo cuanto mejor sea la forma del �rido y mayor su tama�o medio dentro del huso; y al limite inferior en caso contrario.

(**) NOTA: Previa justificaci�n, podr� disminuirse la dotaci�n de la primera mano y aumentarse la de la segunda, llegando incluso a invertir ambas dotaciones (riego inverso) siempre que se mantenga su suma.

Las dotaciones dadas por la tablas 533.6P, 533.7P y 533.8P podr�n corregirse a la vista de la experiencia obtenida en casos an�logos, y de:

Si las variaciones acumuladas de la dotaci�n de ligante residual rebasaran el 20 %, deber� considerarse la necesidad de proceder a un riego de imprimaci�n o adherencia sobre la superficie subyacente, o de cambiar de tratamiento.

Apartado 533.4.2 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares preconizar� preferentemente el empleo de extendedoras autopropulsadas en v�as con categor�a de tr�fico pesado T0, T1 y T2 de las previstas en la Norma 6.1-IC.

Apartado 533.5.2 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras deber� indicar las medidas encaminadas a restablecer una regularidad superficial aceptable y, en su caso, reparar las zonas da�adas de la superficie sobre la que se vaya a realizar el riego con gravilla.

Si dicha superficie fuera de hormig�n compactado y se previera que, una vez eliminado el riego de curado, su textura resultara an�loga a la de una grava-cemento (por ejemplo, por realizarse el tratamiento superficial mediante riegos con gravilla antes de que el hormig�n compactado haya alcanzado la resistencia especificada) el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares podr� prever o, en su defecto, el Director de las obras ordenar la ejecuci�n de un riego de imprimaci�n con arreglo al articulo 530 del Pliego de prescripciones t�cnicas generales.

Apartado 533.5.3 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

El Pliego de prescripciones t�cnicas particulares o, en su defecto, el Director de las obras fijar� el volumen m�nimo de acopios exigible seg�n con las caracter�sticas de la obra y la superficie total a tratar. Salvo justificaci�n en contrario, no deber� ser inferior al 50 % del total.

Apartado 533.5.11 del Pliego de Prescripciones T�cnicas Generales

En los tratamientos superficiales mediante riegos con gravilla de superficie mayor de setenta mil metros cuadrados (70 000 m2) el Pliego de prescripciones t�cnicas particulares exigir� la realizaci�n previa de un tramo de prueba previamente al tratamiento superficial.

A la pagina inicial del PG-3 A la pagina inicial de WWW.CARRETERAS:ORG