PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS GENERALES PARA OBRAS DE CARRETERAS Y PUENTES

 

(ARTICULO VIGENTE DESDE LA APROBACION DEL PG-3 HASTA LA ENTRADA EN VIGOR DE LA O.C. 294/1987 QUE LO SUPRIME. LA ORDEN FOM 891/2004 LO DEROGA DEFINITIVAMENTE)

534 MACADAM BITUMINOSO POR PENETRACION CON LIGANTES FLUIDOS

534.1 DEFINICION

Se define como macadam bituminoso por penetraci�n con ligantes fluidos la doble aplicaci�n de un ligante bituminoso fluido sobre una capa compactada de �rido grueso de granulometr�a relativamente uniforme, cuyos huecos superficiales se rellenan con �rido fino antes de la segunda aplicaci�n del ligante. El ligante se introduce en los �ridos por gravedad; el tratamiento se termina mediante la extensi�n y compactaci�n de una segunda capa con otro �rido m�s fino.

Su ejecuci�n incluye las operaciones siguientes:

534.2 MATERIALES

534.2.1 Ligante bituminoso

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares fijar� el ligante bituminoso a emplear, que, en general, estar� incluido entre los que a continuaci�n se indican:

534.2.2 Aridos

534.2.2.1 Condiciones generales

Los �ridos a emplear en macadam bituminoso por penetraci�n proceder�n del machaqueo y trituraci�n de piedra de cantera o grava natural, en cuyo caso el rechazo del tamiz 5 UNE deber� contener, como m�nimo, un setenta y cinco por ciento (75%), en peso, de elementos machacados que presenten dos (2) o m�s caras de fractura.

Los �ridos se compondr�n de elementos limpios, s�lidos y resistentes, de uniformidad razonable, exentos de polvo, suciedad, arcilla u otras materias extra�as. Si el ligante empleado es una emulsi�n asf�ltica y los �ridos contienen polvo, se regar�n con agua, en acopio o sobre cami�n, previamente a su utilizaci�n.

En el momento de su extensi�n, el �rido no deber� contener m�s de un dos por ciento (2%) de agua libre; este l�mite podr� elevarse al cuatro por ciento (4%) si se emplea emulsi�n asf�ltica.

534.2.2.2 Composici�n granulom�trica

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares fijar� el huso, entre los de la Tabla 534.1, a que deber� ajustarse la curva granulom�trica del �rido grueso. Para la primera y segunda aplicaciones del �rido fino se utilizar�n �ridos cuyas curvas granulom�tricas queden comprendidas dentro de los husos M22 y M23 de la Tabla 534.2, respectivamente.

TABLA 534.1
HUSOS GRANULOMETRICOS DEL ARIDO GRUESO 

CEDAZO Y TAMIZ UNE CERNIDO PONDERAL ACUMULADO (%)
M 11 M 12 M 13 M 14
63 100      
50 70-90 100    
40 50-70 65-85 100  
25 25-45 35-55 55-75 100
20 15-35 15-35 35-55 60-80
12,5 0-15 0-15 10-30 20-40
10 - - 0-15 -
5 0-5 0-5 - 0-10
2,5 - - 0-5 -
1,25 - - - 0-5

 

TABLA 534.2
HUSOS GRANULOMETRICOS DEL ARIDO FINO

CEDAZO Y TAMIZ UNE CERNIDO PONDERAL ACUMULADO (%)
M 22 M 23
20 100  
12,5 90-100  
10 40-75 100
5 5-25 85-100
2,5 0-10 10-40
1,25 0-5 0-10
0,32 - 0-5

534.2.2.3 Calidad

El coeficiente de desgaste, medido por el ensayo de Los Angeles, seg�n la Norma NLT-149/72, ser� inferior a treinta y cinco (35).

534.2.2.4 Adhesividad

La adhesividad con los ligantes bituminosos ser� suficiente, a juicio del Director de las obras.

Salvo que el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares especifique lo contrario, se estimar� que la adhesividad es suficiente cuando el porcentaje ponderal del �rido totalmente envuelto, despu�s del ensayo de inmersi�n en agua, seg�n la Norma NLT-166/73, sea superior al setenta y cinco por ciento (75%), siempre que, en el veinticinco por ciento (25%) restante, no haya m�s del quince por ciento (15%) del total que presente caras totalmente descubiertas.

Si la adhesividad no es suficiente no se podr� utilizar el �rido, salvo que el Director autorice el empleo de un activante adecuado, estipulando las condiciones de su utilizaci�n.

534.3 DOSIFICACION DE LOS MATERIALES

La dosificaci�n de los materiales a utilizar ser� la definida en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares. No obstante, el Director podr� modificar tal dosificaci�n, cuando las circunstancias de la obra lo aconsejen, y se justifique debidamente mediante un nuevo estudio y los ensayos oportunos.

Salvo justificaci�n en contrario, la dosificaci�n de los materiales estar� comprendida entre los limites que se marcan en la Tabla 534.3.

Los pesos del �rido que figuran en la Tabla 534.3 est�n basados en �ridos con peso espec�fico de dos con sesenta y cinco gramos por cent�metro c�bico (2,65 g/cm3) y densidades compactadas de dos con diez a uno con noventa gramos por cent�metro c�bico (2,10-1,90 g/cm3). Si se emplean �ridos cuyos pesos espec�ficos difieran en m�s de una d�cima de gramo por cent�metro c�bico (�0,1 g/cm3) habr� que multiplicar los pesos por el factor obtenido al dividir el peso especifico del �rido por el tomado como base del c�lculo de la Tabla (2,65 g/cm3).

TABLA 534.3

ESPESOR DE LA CAPA COMPACTADA cm 10 7,5 5 3,5
ARIDO GRUESO Tipo M 11 M 12 M 13 M 14
Kg/m2 190-230 145-175 95-115 70-85
ARIDO FINO 1� EXTENSION Tipo M 22 M 22 M 22 M 22
Kg/m2 10-12 10-12 10-12 10-12
2� EXTENSION Tipo M 23 M 23 M 23 M 23
Kg/m2 5-7 5-7 5-7 5-7
LIGANTE BITUMINOSO 1� APLICACION Kg/m2 7-8 4,5-5,5 3-4 2,5-3,5
2� APLICACION Kg/m2 5,5-7 5,5-7 3,5-4,5 2,0-3,0
TOTAL Kg/m2 12,5-15 10-12,5 6,5-8,5 4,5-6,5

534.4 EQUIPO NECESARIO PARA LA EJECUCION DE LAS O5RAS

534.4.1 Equipo para la aplicaci�n del ligante

Ir� montado sobre neum�ticos; y deber� ser capaz de aplicar la dotaci�n de ligante especificada a la temperatura prescrita. El dispositivo regador proporcionar� una uniformidad transversal suficiente; y deber� permitir la recirculaci�n en vac�o del ligante.

El equipo estar� provisto de un veloc�metro, calibrado en metros por segundo (m/s), directamente visible por el conductor, a fin de que �ste pueda mantener la velocidad constante necesaria para conseguir una dotaci�n longitudinalmente uniforme.

Para puntos inaccesibles al equipo, y retoques, se emplear� una caldera regadora port�til, provista de una lanza de mano, que, si el ligante empleado hace necesario el calentamiento, deber� estar dotada de un sistema de calefacci�n por quemador de combustible l�quido.

En ambos casos, la bomba de impulsi�n del ligante deber� ser accionada por motor y estar provista de un indicador de presi�n, calibrado en kilogramos fuerza por cent�metro cuadrado (kgf/cm2). Tambi�n deber� estar provisto el equipo de un term�metro para el ligante, calibrado en grados cent�grados (�C), cuyo elemento sensible no podr� estar situado en las proximidades de un elemento calentador.

534.4.2 Equipo para la extensi�n de los �ridos

Se utilizar�n extendedoras mec�nicas incorporadas a un cami�n o autopropulsadas.

Las rastras de cepillos estar�n proyectadas de tal modo que, cuando se las remolque a velocidad uniforme, distribuyan el �rido f�no uniformemente sobre la superficie sin dejar ondulaciones ni estr�as longitudinales.

534.4.3 Equipo de compactaci�n

Los elementos compactadores que se empleen deber�n tener un peso superior a cinco toneladas (5 t). Si tienen llanta met�lica, su peso no deber� producir el machaqueo de los �ridos, y deber�n estar provistos de dispositivos para mantener los rodillos limpios y h�medos durante la compactaci�n.

534.5 EJECUCION DE LAS OBRAS

534.5.1 Preparaci�n de la superficie existente

Se comprobar� que la superficie sobre la que se va a efectuar el macadam bituminoso cumple las condiciones de calidad y compactaci�n especificadas para la unidad de obra correspondiente, y no se halla reblandecida por un exceso de humedad. En caso contrario, antes de que el Director pueda autorizar la iniciaci�n de la extensi�n del �rido grueso, deber� ser corregida, de acuerdo con el presente Pliego y el de Prescripciones T�cnicas Particulares.

534.5.2 Extensi�n y compactaci�n del �rido grueso

La extensi�n del �rido grueso elegido se realizar� de manera uniforme, con la dotaci�n aprobada por el Director, tomando las precauciones necesarias para evitar su segregaci�n o contaminaci�n.

Inmediatamente despu�s de la extensi�n del �rido, se proceder� a su compactaci�n. Esta se ejecutar� longitudinalmente, comenzando por el borde exterior y progresando hacia el centro; solap�ndose cada recorrido con el anterior, de acuerdo con lo que sobre el particular ordene el Director, a la vista del equipo de compactaci�n empleado. La compactaci�n se continuar� hasta que el �rido grueso haya quedado perfectamente trabado.

En los lugares inaccesibles para los equipos normales, la compactaci�n se efectuar� mediante pisones mec�nicos u otros medios aprobados, hasta lograr resultados an�logos a los obtenidos por los procedimientos normales.

Todo el material que se haya mezclado con polvo u otra materia extra�a deber� reemplazarse por material limpio, volvi�ndose a compactar la zona afectada.

534.5.3 Primera aplicaci�n del ligante

La primera aplicaci�n del ligante elegido se har� con la dotaci�n y a la temperatura aprobadas por el Director, de manera uniforme, y evitando la duplicaci�n de la dotaci�n en las juntas de trabajo transversales. Para ello se colocar�n tiras de papel, u otro material, bajo los difusores, en aquellas zonas de la superficie donde comience o se interrumpa el trabajo con objeto de que el riego pueda iniciarse o terminarse sobre ellas, y los difusores funcionen con normalidad sobre la zona a tratar.

La temperatura de aplicaci�n del ligante ser� tal, que su viscosidad est� comprendida entre veinte y cien segundos Saybolt Furol (20-100 sSF).

Se proteger�n, para evitar mancharlos de ligante, cuantos elementos constructivos o accesorios, tales como bordillos, vallas, �rboles. etc, puedan sufrir este efecto.

534.5.4 Primera extensi�n y compactaci�n de �rido fino

La primera extensi�n de �rido fino se realizar� de manera uniforme, con la dotaci�n aprobada por el Director, no dejando transcurrir m�s de cinco minutos (5 min) desde la aplicaci�n del ligante bituminoso, mejorando su reparto mediante la acci�n de rastras de cepillos. La distribuci�n del �rido se efectuar� de manera que se evite el contacto de las ruedas con el ligante sin cubrir.

Cuando la aplicaci�n del ligante se realice por franjas, el �rido se extender� de forma que quede sin cubrir una banda de unos veinte cent�metros (20 cm) de la zona tratada, junto a la superficie que todav�a no lo haya sido, con objeto de que en dicha banda se complete la dotaci�n de ligante prevista al efectuar su aplicaci�n en la franja adyacente.

Inmediatamente despu�s de la extensi�n del �rido fino se proceder� a su compactaci�n, que se simultanear� con el paso de rastras de cepillos distribuidores, comenzando por el borde exterior y progresando hacia el centro, solap�ndose cada recorrido con el anterior, de acuerdo con lo que sobre el particular ordene el Director, a la vista del equipo de compactaci�n empleado. La compactaci�n se continuar� hasta obtener una superficie lisa y estable, sin que se produzcan movimientos perceptibles bajo el compactador, debiendo quedar terminada antes de media hora (1/2 h) de iniciada la extensi�n.

534.5.5 Segunda aplicaci�n del ligante

La segunda aplicaci�n del ligante elegido se realizar�, con la dotaci�n y a la temperatura aprobadas por el Director, de la misma forma que la primera, anteriormente descrita.

534.5.6 Segunda extensi�n y compactaci�n de �rido fino

La segunda extensi�n y compactaci�n de �rido fino se realizar�, con la dotaci�n aprobada por el Director, de la misma forma que la primera, anteriormente descrita.

Deber� eliminarse todo el exceso de �rido que haya quedado suelto sobre la superficie.

534.6 TOLERANCIAS DE LA SUPERFICIE ACABADA

Dispuestas estacas de referencia, niveladas hasta mil�metros (mm) con arreglo a los Planos, en el eje y bordes de perfiles transversales, cuya distancia no exceda de veinte metros (20 m), se comparar� la superficie acabada con la te�rica que pase por las cabezas de dichas estacas.

La superficie acabada no deber� diferir de la te�rica en m�s de quince mil�metros (15 mm) en ning�n punto.

La superficie acabada no deber� variar en m�s de diez mil�metros (10 mm) cuando se compruebe con una regla de tres metros (3 m), aplicada tanto paralela como normalmente al eje de la carretera.

Las zonas en que las irregularidades excedan de las tolerancias antedichas o que retengan agua sobre la superficie, se reconstruir�n, de acuerdo con las instrucciones del Director, a no ser que �ste autorice que se disponga una capa de regularizaci�n adecuada.

534.7 LIMITACIONES DE LA EJECUCION

La aplicaci�n del ligante bituminoso fluido tendr� lugar cuando la temperatura ambiente, a la sombra, sea superior a los diez grados cent�grados (10�C), y no exista fundado temor de precipitaciones atmosf�ricas. No obstante, si la temperatura ambiente tiene tendencia a aumentar, podr� fijarse en cinco grados cent�grados (5�C) la temperatura limite inferior.

Siempre que sea posible, deber� evitarse la acci�n de todo tipo de tr�fico sobre las capas reci�n ejecutadas, por lo menos durante las veinticuatro horas (24 h) que sigan a su terminaci�n. Si ello no es factible, la velocidad de los veh�culos deber� reducirse a treinta kil�metros por hora (30 km/h).

534.8 MEDICION Y ABONO

La preparaci�n de la superficie existente se considerar� incluida en la unidad de obra correspondiente a la construcci�n de la capa subyacente; y, por tanto, no habr� lugar a su abono por separado. Sin embargo, cuando dicha construcci�n no haya sido realizada bajo el mismo Contrato, la preparaci�n de la superficie existente constituir� una unidad independiente del macadam bituminoso.

El ligante bituminoso, incluida su extensi�n, se abonar� por toneladas (t) realmente empleadas en obra, medidas antes de su empleo por pesada directa en b�scula debidamente contrastada. Si la deducci�n tuviera que hacerse a partir de su volumen, �ste deber� reducirse al correspondiente a la temperatura de veinticinco grados cent�grados (25�C), por medio de las tablas de correcci�n correspondientes a su naturaleza.

Los �ridos, incluida su extensi�n y compactaci�n, se abonar�n por toneladas (t) realmente empleadas en obra, medidas antes de su empleo por pesada directa en b�scula debidamente contrastada.

A la pagina inicial del PG-3 A la pagina inicial de WWW.CARRETERAS:ORG