PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TECNICAS GENERALES PARA OBRAS DE CARRETERAS Y PUENTES

 

(ARTICULO VIGENTE DESDE LA APROBACION DEL PG-3 HASTA LA PUBLICACION DE LA ORDEN FOM 891/2004 (BOE 6-4-04) QUE LO DEROGA)

541 MEZCLAS BITUMINOSAS EN FRIO

541.1 DEFINICION

Se define como mezcla bituminosa en fr�o la combinaci�n de �ridos y un ligante bituminoso para realizar la cual no es preciso calentar previamente los �ridos. La mezcla se extender� y compactar� a la temperatura ambiente.

Su ejecuci�n incluye las operaciones siguientes:

541.2 MATERIALES

541.2.1 Ligantes bituminosos

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares fijar� el ligante bituminoso a emplear que, en general, estar� incluido entre los que a continuaci�n se indican:

Podr� mejorarse el ligante elegido mediante la adici�n de activantes, caucho, asfalto natural o cualquier otro producto sancionado por la experiencia. En tales casos, el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares deber� establecer las especificaciones que tendr�n que cumplir dichas adiciones y los productos resultantes. La dosificaci�n y homogeneizaci�n de la adici�n se realizar� siguiendo las instrucciones del Director de las obras, basadas en los resultados de los ensayos previamente realizados.

541.2.2 Aridos

541.2.2.1 Arido grueso

Definici�n

Se define como �rido grueso la fracci�n del mismo que queda reten�da en el tamiz 2,5 UNE.

Condiciones generales

El �rido grueso proceder� del machaqueo y trituraci�n de piedra de cantera o de grava natural, en cuyo caso el rechazo del tamiz 5 UNE deber� contener, como m�nimo, un setenta y cinco por ciento (75 %), en peso, de elementos machacados que presenten dos (2) o m�s caras de fractura.

El �rido se compondr� de elementos limpios, s�lidos y resistentes, de uniformidad razonable, exentos de polvo, suciedad, arcilla u otras materias extra�as.

Calidad

El coeficiente de calidad, medido por el ensayo de Los Angeles, seg�n la Norma NLT-149/72, ser� inferior a treinta (30) en capas de base, y a veinticinco (25) en capas intermedias o de rodadura.

Coeficiente de pulido acelerado

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares se�alar� el valor m�nimo del coeficiente de pulido acelerado del �rido a emplear en capas de rodadura. Este valor ser� como m�nimo de cuarenta y cinco cent�simas (0,45) en carreteras para tr�fico pesado, y de cuarenta cent�simas (0,40) en los restantes casos. El coeficiente de pulido acelerado se determinar� de acuerdo con las Normas NLT-174/72 y NLT-175/73.

Forma

El �ndice de lajas de las distintas fracciones, determinado seg�n la Norma NLT-354/74 ser� inferior a los l�mites indicados a continuaci�n:

Fracci�n Indice de lajas
40 a 25 mm inferior a 40
25 a 20 mm inferior a 35
20 a 12,5 mm inferior a 35
>12,5 a 10 mm inferior a 35
10 a 6,3 mm inferior a 35

 

En firmes sometidos a tr�fico pesado, el �ndice de lajas deber� ser inferior a treinta (30).

Adhesividad

Salvo que el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares especifique otra cosa, se considerar� que la adhesividad es suficiente cuando, en mezclas abiertas del tipo AF de la Tabla 541.1, el porcentaje ponderal del �rido totalmente envuelto despu�s del ensayo de inmersi�n en agua, seg�n la norma NLT-166/75 sea superior al noventa y cinco por ciento (95 %), o cuando, en los otros tipos de mezclas, la perdida de resistencia de las mismas en el ensayo de inmersi�n-compresi�n, realizado de acuerdo con la Norma NLT-162/75, no rebase el veinticinco por ciento (25 %).

Si la adhesividad no es suficiente, no se podr� utilizar el �rido, salvo que el Director autorice el empleo de aditivos adecuados, especificando las condiciones de su utilizaci�n.

Podr� mejorarse la adhesividad del �rido elegido mediante activantes o cualquier otro producto sancionado por la experiencia. En lates casos, el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares o, en su defecto, el Director, establecer� las especificaciones que tendr�n que cumplir dichos aditivos y los productos resultantes.

541.2.2.2 Ando fino

Definici�n

Se define como �rido fino la fracci�n del �rido que pasa por el tamiz 2,5 UNE y queda retenido en el tamiz 0,080 UNE.

Condiciones generales

El �rido fino ser� arena natural, arena procedente de machaqueo, o una mezcla de ambos materiales, exenta de polvo, suciedad, arcilla u otras materias extra�as. Estas condiciones se concretar�n en el Pliego Prescripciones T�cnicas Particulares.

Las arenas naturales estar�n constituidas por part�culas estables, resistentes y de textura superficial �spera.

Las arenas de machaqueo se obtendr�n de piedra que cumpla los requisitos fijados para el �rido grueso.

Adhesividad

Salvo que el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares especifique otra cosa, se admitir� que la adhesividad, medida de acuerdo con la Norma NLT-355/74. es suficiente cuando el �ndice de adhesividad de dicho ensayo sea superior a cuatro (4), o cuando en la mezcla la p�rdida de resistencia en el ensayo de inmersi�n-compresi�n, realizado de acuerdo con la Norma NLT-162/75, no pase del veinticinco por ciento (25 %).

Si la adhesividad no es suficiente no se podr� utilizar el �rido, salvo que el Director autorice el empleo de un aditivo adecuado, definiendo las condiciones de su utilizaci�n.

Podr� mejorarse la adhesividad del �rido elegido mediante activantes o cualquier otro producto sancionado por la experiencia. En tales casos, el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares o, en su defecto, el Director deber� establecer las especificaciones que tendr�n que cumplir dichos aditivos y los productos resultantes.

541.2.2.3 Filler

Definici�n

Se define como filler la fracci�n mineral que pasa por el tamiz 0,080 UNE.

Condiciones generales

El filler proceder� del machaqueo de los �ridos o ser� de aportaci�n como producto comercial o especialmente preparado para este fin.

Las proporciones del filler procedente de los �ridos y comercial de aportaci�n se fijar�n en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

Granulometr�a

La curva granulom�trica del filler de recuperaci�n o de aportaci�n estar� comprendida dentro de los siguientes l�mites:

Tamiz UNE Cernido ponderal acumulado (%)
0,63 100
0,16 90 - 100
0,080 75 - 100
Finura y actividad

La densidad aparente del filler, determinada por medio del ensayo de sedimentaci�n en tolueno, seg�n la Norma NLT-176/74, estar� comprendida entre cinco d�cimas de gramo por cent�metro c�bico (0,5 g/cm3) y ocho d�cimas de gramo por cent�metro c�bico (0,8 g/cm3).

El coeficiente de emulsibilidad, determinado seg�n la Norma NLT-180/74, ser� inferior a seis d�cimas (0,6).

541.2.2.4 Plasticidad de la mezcla de �ridos y filler

La mezcla de �rido grueso, �rido fino y filler, en las proporciones establecidas, tendr� un equivalente de arena, determinado seg�n la Norma NLT-113/72, superior a cuarenta (40) para capas de base, o superior a cuarenta y cinco (45) para capas intermedias o de rodadura.

541.3 TIPO Y COMPOSICION DE LA MEZCLA

El tipo y caracter�sticas de la mezcla bituminosa en fr�o ser�n los definidos en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares.

La mezcla bituminosa ser�, en general, de uno de los tipos definidos en la Tabla 541.1.

TABLA 541.1
TIPOS DE MEZCLAS

Cedazos y tamices UNE CERNIDO PONDERAL ACUMULADO (%)
Mezclas densas Mezclas semidensas Mezclas gruesas Mezclas abiertas
DF12 DF20 DF25 SF12 SF20 SF25 GF12 GF20 GF25 AF12 AF20 AF25
40     100     100     100     100
25   100 80-95   100 80-95   100 75-95   100 65-90
20 100     100     100     100    
12,5 80-95   62-77 80-95   60-75 75-95   47-67 65-90   30-55
10   60-75     60-75     47-67     35-60  
5 50-65 47-62 45-60 47-62 43-58 40-55 30-48 28-46 26-44 20-40 15-35 10-30
2,5 35-50 30-45 20-35 5-20
0,32 13-23 10-18 5-14  
0,080 3-8 2-7 1-5 0-4
% Ligante bituminoso
residual en peso respecto
al �rido (*)
4,0-5,5 3,5-5,0 3,0-4,5 2,5-4,0

(*) El contenido de ligante bituminoso �ptimo se determinar� mediante ensayos de laboratorio.

El tama�o m�ximo del �rido, y por tanto el tipo de mezcla a emplear, depender� del espesor de la capa compactada. el cual, salvo indicaci�n en contrario del Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, cumplir� lo indicado en la Tabla 541.2.

TABLA 541.2

ESPESOR EN CM DE
LA CAPA COMPACTADA
TIPOS DE MEZCLAS A EMPLEAR
Menor o igual que 4 DF, SF, GF, AF, 12
Entre 4 y 6 DF, SF, GF, AF, 20
Mayor que 6 DF, SF, CF, AF, 25

541.4 EQUIPO NECESARIO PARA LA EJECUCION DE LAS OBRAS

541.4.1 Instalaci�n de fabricaci�n

Las mezclas bituminosas en fr�o se fabricar�n por medio de instalaciones de tipo continuo o discontinuo, capaces de manejar simult�neamente en fr�o el n�mero de �ridos que se suministre.

Los silos de �ridos en fr�o deber�n estar provistos de dispositivos de salida, que puedan ser ajustados exactamente y mantenidos en cualquier ajuste. Estos dispositivos deber�n ser calibrados, antes de iniciar la fabricaci�n de un tipo de mezcla en condiciones reales de funcionamiento.

El Director podr� exigir que la instalaci�n est� dotada de un sistema de clasificaci�n secundario de las �ridos, en un n�mero de fracciones suficientes, y de silos de almacenamiento de las mismas, cuyas paredes ser�n resistentes, estancas y de altura suficiente para evitar intercontaminaciones. Dichos silos estar�n dotados de un rebosadero para evitar que el exceso de contenido se vierta en los contiguos, o afecte al funcionamiento del sistema de clasificaci�n; de un dispositivo de alarma, claramente perceptible por el operador, que avise cuando el nivel del silo baje del que proporcione el caudal calibrado, y de un dispositivo para la toma de muestras de las fracciones almacenadas. El sistema de cierre ser� r�pido y estanco.

El sistema de almacenamiento, calefacci�n y alimentaci�n del ligante deber� poder permitir su calentamiento a la temperatura de mezcla y su recirculaci�n. En la calefacci�n del ligante se emplear�n preferentemente serpentines de aceite o vapor, evit�ndose en todo caso el contacto del ligante con elementos met�licos de la caldera a temperaturas muy superiores a las de empleo. Todas las tuber�as, bombas, tanques. etc, deber�n estar provistos de dispositivos calefactores o de aislamiento, para evitar p�rdidas de temperatura del ligante, especialmente en la boca de salida de este al mezclador y en la entrada del tanque de almacenamiento. El sistema de alimentaci�n deber� estar provisto de toma para el muestreo y comprobaci�n del calibrado del dispositivo de dosificaci�n.

En el caso de que se incorporen aditivos a la mezcla, la instalaci�n deber� poseer un sistema de dosificaci�n exacta de los mismos.

El sistema de almacenamiento y alimentaci�n independiente del filler, si lo hay deber� estar protegido de la humedad.

Las instalaciones de tipo discontinuo deber�n estar provistas de dispositivos de dosificaci�n por peso, cuya exactitud sea superior al medio por ciento (� 0,5 %). El ligante deber� ser introducido uniformemente en el mezclador, y las v�lvulas que controlan su entrada no deber�n permitir fugas ni goteos.

En las instalaciones de tipo continuo, el dosificador del ligante deber� estar sincronizado con los de alimentaci�n de �ridos y filler, y deber� disponer de los dispositivos para su calibrado a la temperatura y/o presi�n de trabajo, as� como para la toma de muestras.

El mezclador en las instalaciones de tipo continuo ser� del tipo de ejes gemelos.

Los nuevos tipos de instalaciones que carezcan de algunos de estos dispositivos deber�n ser aprobados por el Director, previo los ensayos que demuestren la bondad de la mezcla con ellos fabricada.

541.4.2 Elementos de transporte

Consistir�n en camiones de caja lisa y estanca, perfectamente limpia, y que deber� tratarse con un producto, para evitar que la mezcla se adhiera a ella, cuya composici�n y dotaci�n deber�n haber s�do aprobados por el D�rector.

La forma de la caja ser� tal que, durante el vertido, la extendedora no toque a la misma.

Los camiones deber�n estar provistos de una lona o cobertor adecuado para proteger la mezcla durante su transporte.

541.4.3 Extendedoras

Las extendedoras ser�n autopropulsadas, dotadas de los dispositivos necesarios para extender la mezcla con la configuraci�n deseada y un m�nimo de precompactaci�n. El ancho de extendido m�nimo y m�ximo se fijar� en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares, la capacidad de la tolva ser� la adecuada para el tama�o de la m�quina, as� como su potencia de tracci�n.

Se comprobar�. en su caso, que los ajustes del enrasador y de la maestra se atienen a las tolerancias mec�nicas especificadas por el fabricante, y que dichos ajustes no han sido afectados por el desgaste.

Si a la extendedora pueden acoplarse piezas para aumentar su ancho, �stas deber�n quedar perfectamente alineadas con las correspondientes de la m�quina.

El Director podr� exigir que la extendedora est� equipada de dispositivo autom�tico de nivelaci�n.

En casos justificados, el Director podr� autorizar el empleo de motoniveladoras para la extensi�n de la mezcla.

541.4.4 Equipo de compactaci�n

Deber�n utilizarse compactadores autopropulsados de cilindros met�licos, est�ticos o vibrantes, triciclos o t�ndem, de neum�ticos o mixtos. El equipo de compactaci�n ser� aprobado por el Director a la vista de los resultados obtenidos en el tramo de prueba.

Todos los tipos de compactadores estar�n dotados de dispositivos para la limpieza de las llantas o neum�ticos durante la compactaci�n y para mantenerlos h�medos en caso necesario, as� como inversores de marcha suave.

Los compactadores de llanta met�lica no deber�n presentar surcos ni irregularidades en las mismas. Los compactadores vibrantes dispondr�n de dispositivos para eliminar la vibraci�n al invertir la marcha, siendo aconsejable que el dispositivo sea autom�tico. Los de neum�ticos tendr�n ruedas lisas, en n�mero, tama�o y disposici�n tales que permitan el solape de las huellas de las delanteras y traseras.

Las presiones lineales, est�ticas o din�micas y las presiones de contacto de los diversos tipos de compactadores, ser�n las necesarias para conseguir la compacidad adecuada y homog�nea de la mezcla en todo su espesor, pero sin producir roturas del �rido ni arrollamientos de la mezcla

541.5 EJECUCION DE LAS OBRAS

541.5.1 Estudio de la mezcla y obtenci�n de la f�rmula de trabajo

La puesta en obra de la mezcla no deber� iniciarse hasta que se haya estudiado y aprobado su correspondiente f�rmula de trabajo.

Dicha f�rmula se�alar�:

Tambi�n deber�n se�alarse, para el caso en que la fabricaci�n de la mezcla se realice en instalaciones de tipo discontinuo, los tiempos a exigir para la mezcla de los �ridos en seco y para la mezcla de los �ridos con el ligante; y para el caso en que la fabricaci�n de la mezcla se realice en instalaciones de tipo continuo, el tiempo te�rico de mezcla.

El contenido de ligante deber� fijarse a la vista de los materiales a emplear, bas�ndose principalmente en la experiencia obtenida en casos an�logos; en la superficie espec�fica del �rido, por medio del ensayo del equivalente centr�fugo de keroseno seg�n la Norma NLT-169/72, u otros ensayos que considere oportunos el Director.

Las tolerancias admisibles, respecto de la f�rmula de trabajo, ser�n las siguientes:

Aridos y filler

Tamices superiores al 2,5 UNE � 6% del peso total de los �ridos
Tamices superiores al 2,5 UNE y 0,16 UNE, ambos inclusive � 3% del peso total de los �ridos
Tamiz 0,080 UNE � 1% del peso total de los �ridos

 

Tamices superiores al 2,5 UNE

Ligante � 0,5% del peso total de los �ridos

 

Cuando el resultado de un ensayo de control sobrepase las tolerancias, se intensificar� el control para constatar el resultado o rectificarlo. En el primer caso, si existe una desviaci�n sistem�tica, se proceder� a reajustar la dosificaci�n de los materiales para encajar la producci�n dentro de la f�rmula de trabajo.

Debe prestarse especial atenci�n al plan general de control de calidad y al de toma de muestras para evitar errores sistem�ticos que falsear�an los resultados de control.

Si la marcha de las obras lo aconseja, el Director podr� corregir la f�rmula de trabajo, con objeto de mejorar la calidad de la mezcla bituminosa, justific�ndolo debidamente, mediante un nuevo estudio y los ensayos oportunos.

541.5.2 Fabricaci�n de la mezcla

Los �ridos se suministrar�n fraccionados. El n�mero de fracciones deber� ser tal, que sea posible, con la instalaci�n que se utilice, cumplir las tolerancias exigidas en la granulometr�a de la mezcla. Cada fracci�n ser� suficientemente homog�nea y deber� poderse acopiar y manejar sin peligro de segregaci�n, si se observan las precauciones que se detallan a continuaci�n.

Cada fracci�n del �rido se acopiar� separada de las dem�s para evitar intercontaminaciones. Si los acopios se disponen sobre el terreno natural, no se utilizar�n los quince cent�metros (15 cm) inferiores de los mismos. Los acopios se construir�n por capas de espesor no superior a un metro y medio (1,5 m) y no por montones c�nicos. Las cargas del material se colocar�n adyacentes, tomando las medidas oportunas para evitar su segregaci�n.

Cuando se detecten anomal�as en el suministro de los �ridos, se acopiar�n por separado hasta confirmar su aceptabilidad Esta misma medida se aplicar� cuando se autorice el cambio de procedencia de un �rido.

El Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares o, en su defecto, el Director fijar� el volumen m�nimo de acopios exigible de acuerdo con las caracter�sticas de la obra y el volumen de mezclas a fabricar.

La carga de los silos se realizar� de forma que �stos est�n siempre llenos entre el cincuenta por ciento (50 %) y el cien por ciento (100 %) de su capacidad, sin rebosar. En las operaciones de carga se tomar�n las precauciones necesarias para evitar segregaciones o contaminaciones.

Las aberturas de las salidas de los silos se ajustar�n de forma que la mezcla de todos los �ridos se ajuste a la f�rmula de obra.

Los �ridos preparados como se ha indicado anteriormente, y eventualmente el filler seco, se pesar�n o medir�n exactamente y se transportar�n al mezclador en las proporciones determinadas en la f�rmula de trabajo. Si la instalaci�n de fabricaci�n de la mezcla es de tipo continuo, se introducir� en el mezclador, al mismo tiempo que los �ridos, la cantidad de ligante requerida, manteniendo la compuerta de salida a la altura que proporcione el tiempo te�rico de mezcla especificado. La tolva de descarga se abrir� intermitentemente, para evitar segregaciones en la ca�da de la mezcla al cami�n.

Si la instalaci�n es de tipo discontinuo, despu�s de haber introducido en el mezclador los �ridos y el filler, se agregar� autom�ticamente el material bituminoso calculado para cada amasijo y se continuar� la operaci�n de mezcla durante el tiempo especificado.

En mezcladores de ejes gemelos, el volumen de los �ridos, del filler y del ligante no ser� tan grande que sobrepase los extremos de las paletas, cuando �stas se encuentren en posici�n vertical.

Cuando el ligante empleado sea una emulsi�n bituminosa, y el �rido sea absorbente y est� seco, conviene a�adir al �rido en el mezclador una peque�a cantidad de agua, que facilite la dispersi�n de la emulsi�n. Cuando se emplee bet�n asf�ltico fluidificado, y el �rido, al llegar al mezclador, tenga humedad libre, se exigir� la aplicaci�n de activantes.

Se rechazar�n todas las mezclas heterog�neas, con espuma, y aquellas en que la envuelta no sea perfecta.

En el caso de que se utilicen procedimientos de fabricaci�n especiales, el Director deber� aprobar previamente las normas y especificaciones correspondientes.

541.5.3 Transporte de la mezcla

La mezcla se transportar� al lugar de empleo en camiones.

En condiciones meteorol�gicas adversas, la mezcla deber� protegerse durante el transporte mediante lonas u otros cobertores adecuados.

541.5.4 Preparaci�n de la superficie existente

La mezcla no se extender� hasta que no se haya comprobado que la superficie sobre la que se ha de asentar tiene la densidad debida y las rasantes indicadas en los Planos, con las tolerancias establecidas en el presente Pliego.

Si en dicha superficie existen irregularidades que excedan en las mencionadas tolerancias, se corregir�n de acuerdo con lo previsto en la unidad de obra correspondiente de este Pliego.

Si la extensi�n de la mezcla requiere la previa ejecuci�n de riegos de imprimaci�n o de adherencia, �stos se realizar�n de acuerdo con los cap�tulos correspondientes del presente Pliego.

Se comprobar� que ha transcurrido el plazo de curado de estos riegos, no debiendo quedar vestigios de fluidificante o agua en la superficie; asimismo, si ha transcurrido mucho tiempo desde la aplicaci�n de los riegos, se comprobar� que la capacidad de uni�n de �stos con la mezcla no haya disminuido en forma perjudicial; en caso contrario, el Director podr� ordenar la ejecuci�n de un riego adicional de adherencia.

541.5.5 Extensi�n de la mezcla

La extensi�n se realizar� de forma que la superficie de la capa extendida quede lisa y con un espesor tal que, una vez compactada, se ajuste a la secci�n transversal, rasante y perfiles indicados en los Planos, con las tolerancias establecidas en el presente Art�culo. A menos que se ordene otra cosa, la colocaci�n comenzar� a lo largo del borde de la calzada en las zonas a pavimentar con secci�n bombeada, o en el lado de cota inferior en las secciones con pendiente en un solo sentido. La mezcla se colocar� en franjas del ancho apropiado para realizar el menor n�mero de juntas longitudinales y para conseguir la mayor continuidad de la operaci�n de extendido, teniendo en cuenta el ancho de la secci�n, las necesidades del tr�fico, las caracter�sticas del equipo de extensi�n y la capacidad de suministro.

Con el equipo de extendido deber� disponerse un n�mero suficiente de obreros especializados, a�adiendo mezcla y enras�ndola seg�n se precise, con el fin de obtener una capa que, una vez compactada, se ajuste enteramente a las condiciones impuestas en este Art�culo.

Donde no resulte factible a juicio del Director el empleo de maquinaria, la mezcla podr� extenderse a mano. La mezcla se descargar� fuera de la zona que se vaya a pavimentar y se distribuir� en los lugares correspondientes, por medio de palas y rastrillos, en una capa uniforme y de un espesor tal que, una vez compactada, se ajuste a los Planos correspondientes, con las tolerancias establecidas.

541.5.6 Compactaci�n de la mezcla

La compactaci�n se realizar� de acuerdo con el plan propuesto por el contratista y aprobado por el Director, comenzando por el borde de cota inferior. Los rodillos llevar�n su rueda motriz del lado cercano al equipo de extensi�n; sus cambios de direcci�n se har�n sobre mezcla ya apisonada y sus cambios de sentido se efectuar�n con suavidad. La compactaci�n se continuar� hasta alcanzar la densidad especificada. Las pasadas finales del equipo de compactaci�n deber�n eliminar las huellas dejadas en pasadas anteriores.

En los lugares inaccesibles para los equipos de compactaci�n con apisonadoras normales la compactaci�n se efectuar� mediante m�quinas de tama�o y dise�o adecuado para la labor que se pretende realizar.

La compactaci�n deber� realizarse de manera continua, durante la jornada de trabajo, y se complementar� con el trabajo manual necesario para la correcci�n de todas las irregularidades que se puedan presentar. Se cuidar� de que los elementos de compactaci�n est�n siempre limpios y, si es preciso, h�medos.

La densidad a obtener ser� la indicada en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares o, en su defecto, la que indique el Director, debidamente justificada bas�ndose en los resultados conseguidos en los tramos de prueba.

541.5.7 Juntas transversales y longitudinales

Las juntas presentar�n la misma textura, densidad y acabado que el resto de la capa. Las juntas entre pavimentos nuevos y viejos, o entre trabajos realizados en d�as sucesivos, deber�n cuidarse especialmente a fin de asegurar su perfecta adherencia. Todas las superficies de contacto de franjas construidas con anterioridad se pintar�n con una capa uniforme y ligera de ligante de adherencia antes de colocar la mezcla nueva, dej�ndolo curar suficientemente.

Excepto en el caso en que se utilicen juntas especiales, el borde de la capa extendida con anterioridad se cortar� verticalmente, con objeto de dejar al descubierto una superficie plana y vertical en todo su espesor, que se pintar� como se ha indicado en el p�rrafo anterior. La nueva mezcla se extender� contra la junta y se compactar� y alisar� con elementos adecuados, antes de permitir el paso sobre ella del equipo de compactaci�n. Las juntas transversales en la capa de rodadura se compactar�n transversalmente.

Cuando los bordes de las juntas longitudinales sean irregulares, presenten huecos, o est�n deficientemente compactados, deber�n cortarse para dejar al descubierto una superficie lisa y vertical en todo el espesor de la capa. Donde se considere necesario, se a�adir� mezcla que, despu�s de colocada y compactada con pisones, se compactar� mec�nicamente.

Se procurar� que las juntas transversales de capas superpuestas queden a un m�nimo de cinco metros (5 m) una de otra y que las longitudinales queden a un m�nimo de quince cent�metros (15 cm) una de otra.

541.5.8 Tramos de prueba

Cuando lo indique el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares o lo ordene el Director, se construir�n una o varias secciones de ensayo, del ancho y longitud adecuados, de acuerdo con las condiciones establecidas anteriormente, y en ellas se probar� el equipo y el plan de compactaci�n.

Se tomar�n muestras de la mezcla y se ensayar�n para determinar su conformidad con las condiciones especificadas. En el caso de que los ensayos indicasen que la mezcla no se ajusta a dichas condiciones, deber�n hacerse inmediatamente las necesarias correcciones en la instalaci�n de fabricaci�n y sistemas de extensi�n y compactaci�n o, s� ello es necesario, se modificar� la f�rmula de trabajo, repitiendo la ejecuci�n de las secciones de ensayo una vez efectuadas las correcciones.

541.5.9 Tolerancias de la superficie acabada

En el caso de carreteras de nueva construcci�n, dispuestos clavos de referencia, nivelados hasta mil�metros (mm) con arreglo a los Planos, en el eje y bordes de perfiles transversales, cuya distancia no exceda de veinte metros (20 m), se comparar� la superficie acabada con la te�rica que pase por la cabeza de dichos clavos.

La superficie acabada no diferir� de la te�rica en m�s de diez mil�metros (10 mm) en las capas de rodadura, o quince mil�metros (15 mm) en el resto de las capas.

La superficie acabada no presentar� irregularidades de m�s de cinco mil�metros (5 mm) en las capas de rodadura, u ocho mil�metros (8 mm) en el resto de las capas, cuando se compruebe con una regla de tres metros (3 m), aplicada tanto paralela como normalmente al eje de la zona pavimentada.

Las zonas en las que las irregularidades excedan de las tolerancias antedichas o que retengan agua sobre la superficie, o en las que el espesor no alcance al noventa por ciento (90 %) del previsto en los Planos, deber�n corregirse, de acuerdo con lo que sobre el particular ordene el Director.

En el caso de obras sobre carreteras antiguas, el Director fijar� las tolerancias sobre las anteriores prescripciones, teniendo en cuenta el estado de la carretera antigua y el objeto e importancia del trabajo ejecutado.

En todo caso la superficie de la capa presentar� una textura plana, uniforme, exenta de segregaciones y con la pendiente adecuada.

541.5.10 Limitaciones de la ejecuci�n

La fabricaci�n y extensi�n de mezclas bituminosas en fr�o se efectuar� cuando las condiciones climatol�gicas sean adecuadas. Salvo autorizaci�n expresa del Director, no se permitir� la puesta en obra de mezclas bituminosas en fr�o cuando la temperatura ambiente, a la sombra, sea inferior a cinco grados cent�grados (5�C) con tendencia a disminuir, o se produzcan precipitaciones atmosf�ricas.

Terminada la compactaci�n y alcanzada la densidad adecuada, podr� darse al tr�fico la zona ejecutada.

541.6 MEDICION Y ABONO

La preparaci�n de la superficie existente se considerar� incluida en �a unidad de obra correspondiente a la construcci�n de la capa subyacente y, por tanto, no habr� lugar a su abono por separado. Sin embargo, cuando dicha construcci�n no se haya realizado bajo el mismo contrato, la preparaci�n de la superficie existente se abonar� por metros cuadrados (m2) realmente preparados, medidos en el terreno.

El ligante bituminoso empleado en la fabricaci�n de mezclas bituminosas en fr�o se abonar� por toneladas (t) realmente empleadas en obra, deduciendo la dotaci�n mediante ensayos de extracci�n realizados diariamente.

La fabricaci�n y puesta en obra de las mezclas bituminosas en fr�o se abonar� por toneladas (t) realmente fabricadas y puesta en obra, medidas antes de su colocaci�n por pesada directa en b�scula debidamente contrastada, sin descontar el tonelaje de ligante obtenido anteriormente.

El abono de los �ridos, filler y eventuales adiciones, empleados en la fabricaci�n de las mezclas bituminosas en fr�o, se considerar� incluido en el de la fabricaci�n y puesta en obra de las mismas, a no ser que en el Pliego de Prescripciones T�cnicas Particulares se especifique otra cosa.

Se descontar�n las toneladas (t) de ligante bituminoso y mezcla correspondientes a las demas�as que se hayan producido por mayor anchura de capa, con respecto a lo establecido en las secciones de Planos de Proyecto m�s tolerancia. Dicho descuento se establecer� de acuerdo con las toneladas por metro cuadrado (t/m2) de ligante y mezcla empleadas y con los metros cuadrados (m2) de demas�a.

A la pagina inicial del PG-3 A la pagina inicial de WWW.CARRETERAS:ORG